Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buteflika: "El Sáhara no será motivo de guerra con Marruecos"

El presidente argelino reconoce que España y su país “divergen” sobre el futuro de la ex colonia.- EL PAÍS publicará mañana la entrevista íntegra con el presidente argelino

“Hemos dicho a nuestros amigos españoles que tienen mucho que ganar asumiendo su responsabilidad moral e histórica [sobre el Sáhara Occidental], contribuyendo activamente a que el pueblo saharaui disponga del derecho legítimo a decidir democráticamente su destino”. El presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, reiteró la tradicional postura de su país sobre el conflicto de la antigua colonia española horas antes de que se inicie la primera visita a Argelia de los Reyes de España en casi un cuarto de siglo.

Buteflika, que acaba de cumplir 70 años, concedió hoy lunes una entrevista por escrito a EL PAÍS en la que resalta la buena marcha de la relación económica y política con España aunque señala: “nuestras posturas sobre el Sáhara divergen un poco”.

A continuación Buteflika, que lleva casi ocho años en la jefatura del Estado, rechaza, por primera vez, públicamente, el proyecto de autonomía que Marruecos ha elaborado para el Sáhara Occidental. “Ninguna solución unilateral es viable”, afirma.

La semana pasada en Rabat, el presidente José Luís Rodríguez Zapatero manifestó, en un comunicado conjunto suscrito con Marruecos, su “interés” por el plan marroquí para el Sáhara. Ese texto y las posteriores declaraciones de Zapatero han sido interpretados por el Frente Polisario y toda la prensa argelina como un claro respaldo a las tesis marroquíes.

Buteflika asegura que “en ningún caso el asunto del Sáhara constituirá un “casus belli” (motivo de guerra) entre Argelia y Marruecos”. Ahora bien, preguntado sobre la posibilidad que, si fracasa la diplomacia, el Polisario reanude las hostilidades, contesta: “Es una hipótesis que, en mi opinión, no hay que descartar, pero no deseamos que se produzca”.

Durante la crisis hispano-marroquí (2001-2003) España estrechó relaciones con Argelia por lo que Buteflika guarda un gran recuerdo del ex presidente José María Aznar. “El presidente Aznar es un gran hombre de Estado que contribuyó en una amplia medida a tejer con Argelia relaciones orientadas hacia el futuro y basadas en el mutuo respeto y una cooperación ventajosa para ambos países”, declara. “Su sucesor, el señor Zapatero”, se apresura en añadir para trasmitir una opinión equilibrada, “manifiesta la misma voluntad de desarrollar la cooperación bilateral”.

El anfitrión de los Reyes rechaza la acusación marroquí de que Argelia facilita a los subsaharianos la entrada en Marruecos con tal de que abandonen su territorio. “Estamos acostumbrados”, responde, “a este tipo de acusaciones infundadas que intentan empañar la imagen de Argelia y persiguen fines de propaganda interior y exterior”.

El presidente argelino no ve con malos ojos la propuesta hecha por el líder supremo de Irán, Alí Jamenei, de que los productores de gas creen una organización similar a la OPEP que reagrupa a los exportadores de petróleo. “La idea”, afirma, “se enmarca en las tendencias introducidas por la globalización que llevan a los productores a solidarizarse entre sí para defender sus intereses”. “Merece ser examinada y discutida con todos los interesados”.

Por último, Buteflika desmiente que el terrorismo esté en auge en Argelia. Los pocos terroristas que subsisten “no tienen nada de ideológico”, sostiene. Practican el “bandolerismo”.