Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Localizados sanos y salvos los británicos secuestrados en Etiopía

Exteriores del país africano afirma que están bien.- Un líder regional sostiene que están retenidos por un grupo de separatistas

El grupo de británicos que fueron secuestrados en una zona remota de Etiopía hace más de una semana han sido localizados “sanos y salvos”, según ha informado hoy el ministro de Exteriores de Etiopía, en declaraciones recogidas por The Guardian.

“Ayer me informaron de que están sanos y salvos. Están bien”, ha señalado a la prensa Seyoum Mesfin, en la región de Afar, cerca del lugar donde el grupo fue capturado. Y ha añadido: “Aún no sabemos quiénes son los secuestradores”.

El ministro ha descartado cualquier intento de rescate. “Su seguridad podría quedar comprometida si se recurre a la opción militar”. El titular de Exteriores ha hecho estas declaraciones después de que un líder regional ha afirmado que que los rehenes, secuestrados por un grupo armado hace ocho días, están a salvo y están siendo retenidos por separatistas de Afar, tras la frontera con Eritrea.

“Están ilesos y a salvo in Weima, en Eritrea”, ha declarado a Reuters, Isamel Ali Gardo, de la Asociación de pastoralistas para el desarrollo de Afar. Sostiene que la información se la han suministrado pastores nómadas de la region.

Retenidos por separatistas de Afar

Los secuestradores forman parte del Frente unitario democrático y revolucionario de Afar, ha añadido. El grupo nació en 1990 para reclamar más autonomía para la región de Afar, que abarca zonas de Etiopía, Eritrea y Yibuti. “No quieren hacerles daño. Están en Eritrea pero los que los capturaron son de Afar”. La secretaria de Exteriores británica también ha añadido que Downing Street también ha recibido informes de que los rehenes están bien.

“Hemos oído que hay gente que dice que los rehenes están bien. Obviamente, la cuestión de dónde se encuentran se tiene que investigar”, ha añadido, en una rueda de prensa en la cumbre de la Unión Europea en Bruselas, junto al primer ministro británico.

Al principio, el Ministerio de Exteriores británico anunció que cinco británicos, dos hombres y tres mujeres, habían sido capturados. Añadió que el grupo, que no pude ser identificado debido a una restricción informativa del Gobierno, son miembros del personal de la embajada británica en Addis Abeba, familiares de diplomáticos, o miembros del Departamento para el desarrollo internacional.

Sin embargo, el departamento ha anunciado hoy que se trata de tres británcos, un italobritánico y un francés. El grupo estaba de viaje en Afar, un paraje muy popular entre los turistas europeos, que también es extremadamente cálida e inhóspita, cuando fueron capturados por una banda armada, en su campamento en Hamedela, una pequeña localidad al sur de la frontera eritrea.

Los 13 conductores, traductores y guías locales también fueron secuestrados. Se cree que cinco han sido liberados o han huído. A principios de esta semana, se encontraron los vehículos del tour, incluido un Toyota Landcruiser y un Land Rover Discovery, con impactos de bala y parcialmente calcinados. Según los informes, los secuestradores inutilizaron los vehículos para evitar cualquier fuga.

El martes la policía etíope y los agentes armados que iniciaron la búsqueda de los rehenes afirmaron que al parecer el secuestro tuvo lugar en Eritrea, y añadieron que los separatistas de Afar eran sospechosos de estar implicados.

Eritrea ha rechazado las acusaciones de que está implicada en el secuestro. “Entendemos la preocupación de las familias, pero el suceso ocurrió en Etiopía y se está desarrollando en Etiopía”, ha declarado hoy a Reuters el ministro de Información eritreo, Ali Abdu. Y ha añadido: “El Gobierno de Etiopí está manipulando este desafortunado suceso”.

Eritrea ha rechazado las acusaciones de que está implicada en el secuestro. “Entendemos la preocupación de las familias, pero el suceso ocurrió en Etiopía y se está desarrollando en Etiopía”, ha declarado hoy a Reuters el ministro de Información eritreo, Ali Abdu. Y ha añadido: “El Gobierno de Etiopía está manipulando este desafortunado suceso”.

Etiopía y Eritrea estuvieron en Guerra entre 1998-2000, en un conflicto que dejó cerca de 70,000. Los dos países mantienen un importante contingente militar en sus fronteras.