Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía destituye a ocho policías por tratar como un héroe al asesino de un periodista armenio

La televisión difunde unas imágenes en las que el autor del crimen posa con una bandera nacional junto a dos agentes

Las imágenes difundidas ayer por una cadena de televisión y recogidas por la prensa de Turquía en las que Ogün Samast, el asesino confeso del periodista de origen armenio Hrant Dink, era tratado como un héroe por la policía han provocado que el Gobierno tome las primeras medidas. El Ministerio del Interior ha suspendido o enviado a otros puestos a ocho agentes. Samast posaba ante las cámaras con semblante serio, una bandera nacional entre las manos y dos policías a su lado.

La fiscalía de Samsun, la provincia del norte de Turquía donde fue detenido el joven un día después de cometer el crimen en Estambul el pasado 20 de enero, ha precisado que el vídeo se grabó pocas horas después del arresto del joven, concretamente en la Dirección de Seguridad de Samsun. "Según nuestras estimaciones, miembros de la Gendarmería y de la Seguridad trabajan juntos en esta oficina. La investigación nos permitirá establecer bajo qué cargos y cuáles son las personas a las que vamos a procesar", ha señalado.

Cada vez más grupos políticos, militares y periodísticos exigen una acción más contundente del Gobierno. El líder del Partido Popular Republicano (CHP, la principal formación de la oposición), Deniz Baykal, exigía ayer la dimisión del ministro del Interior, Abdülkadir Aksu. El jefe de filas del ultranacionalista MHP, Devlet Baheli, cargaba hoy contra el primer ministro, Recep Tayiip Erdogan.

Erdogan se ha defendido y ha afirmado que Turquía no se convertirá en "un hampa". El columnista turco Semih Idiz cree que lo que aparece en el vídeo “no es nuevo para Turquía; la diferencia es que ahora los medios de comunicación han decidido publicarlo".