Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza en Chile el "juicio popular" contra el fallecido dictador Augusto Pinochet

La Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos llama a no olvidar tras la muerte de Pinochet sin que fuera condenado por los tribunales

La Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos y organizaciones de derechos humanos, han iniciado hoy un "juicio popular" en contra del fallecido dictador chileno Augusto Pinochet, a través de la campaña "Yo acuso, Chile acusa". La presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), Patricia Silva, ha hecho un llamamiento a no olvidar y aplicar "justicia popular" tras la muerte de Pinochet, el pasado 10 de diciembre, sin que fuera condenado por los tribunales.

En rueda de prensa, junto al presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Giorgio Boccardo, Silva ha explicado que esta campaña está diseñada para que en un plazo de cuatro meses se constituya un tribunal con juristas nacionales e internacionales y se realice una condena por parte de la comunidad.

Más de 3.000 víctimas

"Como no existe justicia en los tribunales, el conjunto de organizaciones sociales y personalidades aquí presentes inauguran hoy esta campaña: yo acuso, Chile acusa", ha indicado Silva, añadiendo que "esta condena es por la vida de nuestros familiares, por las desapariciones, por la tortura, por el exilio, pero también por los tremendos crímenes económicos que se basan y se sustentan en la imposición del modelo neoliberal".

Según el informe Rettig, que en 1991 documentó las violaciones de los derechos humanos cometidas durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), en Chile se registraron 3.197 víctimas, de las cuales 1.197 corresponden a detenidos desaparecidos. Las agrupaciones de derechos humanos han denunciado que en ese período al menos 800.000 chilenos padecieron prisión, tortura o exilio.

El presidente de la FECH, Giorgio Boccardo, ha hecho un llamamiento al sector estudiantil a reconstruir la memoria histórica del país para que sea "popular y democrático".