Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres niñas de Valencia, Murcia y Salamanca serán las receptoras de la técnica del diagnóstico preimplantacional

Sus padres concebirán hijos sanos que actuarán como donantes de células de sangre de cordón umbilical que se trasplantarán a las menores enfermas

Valencia, Murcia y Salamanca son los lugares de procedencia de las familias que podrán aplicar la técnica del diagnóstico preimplantacional para salvar a sus hijas, de entre 1 y 5 años, después de que esta mañana la Comisión de Reproducción Asistida de la Generalitat valenciana diera la autorización definitiva. Estos tratamientos, consistentes en concebir un hijo sano para salvar la vida del hermano que está gravemente enfermo, comenzarán a finales de enero o principios de febrero en el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).

El conseller de Sanidad, Rafael Blasco, ha afirmado que esta autorización ofrece la posibilidad de "salvar la vida" de las niñas, que padecen Beta Talasemia Mayor, en el caso de las familias de Murcia y Salamanca, y Anemia de Fanconi, en el caso valenciano. Blasco ha anunciado que la Consejería de Sanidad estudia incorporar este tipo de diagnóstico en los hospitales públicos valencianos, el primero de los cuales sería el Hospital Universitario La Fe. Esta opción existe en Andalucía, pero reducida "a los andaluces", ha explicado Blasco. Preguntado por los beneficiarios, el conseller ha señalado que en la Comunidad Valenciana "no queremos hacer ningún tipo de división respecto de personas de unas comunidades u otras", y ha señalado: "si al final de todo el proceso, lo autorizamos, nos gustaría y lo desearíamos que fuera para cualquier persona que en esta comunidad pueda tener este tipo der servicios".

La niña de Valencia, de 5 años, tiene diagnosticada Anemia de Fanconi, y será el cuarto caso del mundo al que se aplica esta técnica, mientras que las niñas de Murcia y Salamanca, de un año de edad cada una y que sufren Beta Talasemia Mayor, serán las primeras en ser tratadas con el diagnóstico preimplantacional en todo el mundo.

Las madres de las dos menores afectadas de Beta Talasemia Mayor, de 29 y 30 años, y la madre de la enferma de Anemia de Fanconi, de 44, se someterán a tratamientos de reproducción asistida específicos para cada enfermedad, en los que se seleccionarán los "antígenos HLA idénticos a los de la hermana enferma", han indicado desde la Consejería. El proceso consiste en seleccionar los preembriones libres de la enfermedad que padece el hermano y transferirlos al útero de la madre. Una vez nacido el hermano, solamente se transplantarán al enfermo células procedentes de la médula o del cordón umbilical.