Sanidad autoriza a tres parejas a tener un hijo sano que cure a un hermano enfermo

La Generalitat valenciana tiene ahora que aprobar la realización de esta técnica, solicitada por el Instituto Valenciano de Infertilidad

La Comisión Nacional de Reproducción Asistida ha autorizado hoy, por primera vez en España, la aplicación de tres diagnósticos preimplantacionales, que permitirán a tres parejas concebir un hijo sano para salvar la vida de otro que está enfermo. El informe de la Comisión será remitido ahora a la Generalitat valenciana, en donde se ubica el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), que ha sido el que ha solicitado la realización de esta técnica, para su aprobación definitiva.

Más información

Lo que la Comisión Nacional de Reproducción Asistida ha autorizado, concretamente, es la aplicación del diagnóstico preimplantacional, que consiste en concebir un hijo sano con técnicas de reproducción asistida para que actúe como donante compatible con células de sangre de cordón umbilical que se trasplantan al hermano gravemente enfermo. Tras el paso dado hoy por esta Comisión, el siguiente trámite es la aprobación final por parte de la Consejería de Sanidad de la Generalitat valenciana, a la que compete la autorización final de la realización de estas técnicas.

La utilización del diagnóstico preimplantacional para salvar a terceros es posible en España desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Reproducción Asistida, aprobada por el Parlamento en mayo de 2006. "Estas técnicas podrán ser autorizadas con carácter excepcional, siempre que no exista un remedio alternativo a la grave enfermedad y después de ser analizadas caso por caso por la Comisión de Reproducción Asistida", recuerda Sanidad en un comunicado de prensa.

De los tres casos autorizados, dos se aplicarán para procurar la curación de pacientes diagnosticados de Beta Talasemia Mayor, y el tercero para un caso de Anemia de Fanconi. En los tres casos, se trata de niñas con edades comprendidas entre el año y los cinco años.

Tratamientos experimentales

El informe de la Comisión de Reproducción Asistida recomienda que estos tres tratamientos se lleven a cabo con carácter experimental, ya que prácticamente no existen casos similares de trasplantes de este tipo en el mundo. Concretamente, en el caso del Beta Talasemia Mayor no se ha registrado ningún caso similar y en el de Anemia de Fanconi se han encontrado tan sólo cinco casos. La consideración de estos tratamientos como experimentales implica que deberán realizarse en especiales condiciones de seguimiento y control por parte de las autoridades sanitarias. Además, se habrá de garantizar una completa información a los progenitores sobre las posibilidades reales de éxito, tanto en la selección embrionaria como en el tratamiento de reproducción asistida posterior.

Con este informe, que será remitido a todas las comunidades autónomas, las regiones podrán autorizar a los centros de reproducción asistida a llevar a cabo estas prácticas, conforme a lo dispuesto en la Ley de Reproducción Asistida.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Lo más visto en...

Top 50