Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un testigo clave en el caso Litvinenko, en coma por radiación de polonio 210

La Fiscalía rusa abre un expediente penal por el asesinato del ex agente secreto, que ha sido enterrado hoy en Londres

El féretro de Alexander Livtinenko es llevado hacia la tumba en el Cementerio de Highgate de Londres.
El féretro de Alexander Livtinenko es llevado hacia la tumba en el Cementerio de Highgate de Londres. AP

El empresario ruso Dmitri Kovtun, una de las últimas personas en reunirse con el fallecido ex agente secreto Alexander Litvinenko, se encuentra en "coma" debido a la radiación, ha informado hoy la agencia Interfax. "Según los médicos que le tratan en una clínica de Moscú, Kovtun se encuentra en estado crítico", ha agregado la fuente. Hoy, la Fiscalía General de Rusia ha anunciado que ha abierto un expediente penal por el asesinato del ex miembro del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antigua KGB), según la misma agencia. El entierro de Litvinenko ha tenido lugar hoy en el cementerio londinense de Highgate.

Kovtun, al igual que Litvinenko antiguo agente de los servicios secretos rusos, cayó en coma poco después de ser interrogado en calidad de "testigo" por los representantes de la fiscalía y los policías británicos que se encuentran en Moscú. Además, la fiscalía rusa también investigará el intento de asesinato contra este empresario, que se reunió con Litvinenko en Londres antes de que este fuera hospitalizado el pasado 1 de noviembre. El abogado de Kovtun no ha confirmado que su defendido se encuentre en coma.

Ataúd hermético

Unas 50 personas han asistido al discreto funeral del ex coronel en el cementerio londinense de Highgate (al norte de la ciudad), donde están enterradas personalidades como Carlos Marx. Entre los asistentes a la ceremonia privada han estado la esposa del fallecido, Marina, y el hijo de 12 años de ambos, Anatoli, así como los padres del ex espía, Valter Litvinenko y Nina Belyavskaya, y su primera mujer, Natalia. Litvinenko, de 43 años, ha sido enterrado en un ataúd especial para evitar un escape de radiación, aunque no han trascendido más datos sobre las características.

Varios amigos del ex agente secreto, fallecido han estado también presentes, entre ellos Alex Goldfarg, una de las últimas personas que le vio antes de morir; el millonario ruso exiliado en el Reino Unido Boris Berezovsky; el cineasta Andrei Nekrasov, el disidente chechén Ahmed Zakayev y Lord Frank Judd, director de la campaña para Salvar Chechenia.

El padre del ex espía, Valter Litvinenko, ha dicho esta mañana que su hijo, envenenado con polonio 210, ha sido víctima del presidente ruso Vladimir Putin. “Es Putin el que ha envenenado a mi hijo”, ha dicho. A la mezquita han acudido personas como el responsable independentista chechenio en el exilio Akhmed Zakaïev y su familia y numerosos representantes de la comunidad chechena en Londres, según ha constatado la agencia AFP.

Por otra parte, varios empleados del hotel Millennium de Londres, por donde pasó Litvinenko, han dado positivo en las pruebas de radiación por polonio 210, aunque las dosis detectadas son muy bajas, según informa la BBC. Litvinenko se reunió en el bar de ese hotel con tres ciudadanos rusos, quienes actualmente están siendo investigados por las autoridades en Moscú.