Nueva York revive la tensión racial

El alcalde promete investigar a fondo el asesinato de un negro por la policía, que lo acribilló con 50 disparos

En la imagen, unas velas junto a la fotografía de Sean Bell junto a su mujer y sus hijas.
En la imagen, unas velas junto a la fotografía de Sean Bell junto a su mujer y sus hijas.REUTERS

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha prometido investigar a fondo el suceso en que cinco policías acribillaron con 50 disparos a tres negros desarmados, lo que ha revivido el espectro de la tensión racial en la ciudad.

El fantasma de 1999 Sean Bell, de 23 años, quien iba a casarse ese mismo día con la madre de sus dos hijos, resultó muerto en la madrugada del sábado a la salida de un club de striptease, en el barrio de Queens. Otros dos amigos, Joseph Guzman y Trent Benefield, resultaron heridos de gravedad al ser tiroteado el auto en que acompañaban a Bell; el primero recibió once impactos de bala y tres el segundo, según la prensa local. El trágico suceso ha reavivado el recuerdo de lo ocurrido en febrero de 1999, cuando cuatro policías blancos efectuaron 41 disparos contra el inmigrante africano, Amadou Diallo, que también estaba desarmado. La muerte de Diallo, que recibió 19 impactos de bala, provocó una fuerte tensión entre el ayuntamiento que dirigía entonces Rudolph Giuliani, y las minorías, que acusaron a la policía de brutalidad y de excederse en el uso de la fuerza en ese y otros incidentes. Una de las prioridades de Bloomberg al llegar a la alcaldía, en 2002, fue precisamente restablecer el diálogo con las comunidades afroamericana y latina, y restablecer la confianza de los ciudadanos en el Departamento de Policía, a cuyo frente puso a un veterano y reconocido experto en seguridad como Raymond Kelly.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50