Visita del Papa a Turquía

Decenas de miles de turcos protestan por la visita del Papa

"El papa no debe venir, Estambul no es Constantinopla", coreaban los manifestantes

Manifestantes turcos con banderas del Partido de la Felicidad durante la marcha contra Benedicto XVI en Estambul.
Manifestantes turcos con banderas del Partido de la Felicidad durante la marcha contra Benedicto XVI en Estambul.AP

Decenas de miles de seguidores del islámico Partido de la Felicidad se han renido esta mañana en una céntrica plaza de Estambul en protesta por la visita del Papa Benedicto XVI a Turquía, prevista para el martes. Los responsables del conservador Partido de la Felicidad esperaban la afluencia de un millón de personas, una cifra que se ha quedado en 50.000 manifestantes, según informan periodistas turcos presentes en el acto, aunque los organizadores aumentan la cifra a 100.000.

Más información
Un líder religioso de Turquía cree que la visita del Papa no acabará con "el rencor" de los musulmanes

"El Papa no debe venir", "Estambul no es Constantinopla", "Santa Sofía debe ser una mezquita", coreaban los manifestantes, que también portaban banderas con imágenes del papa vestido de cruzado, en los que se podía leer "Estamos en contra de las cruzadas". Osman Yamukogullar, miembro del Partido de la Felicidad y presidente de la provincia de Estambul, ha dicho que la organización de la marcha ha corrido a cargo de 10.000 personas, que habilitaron 1.500 autobuses para trasladar a los manifestantes hasta la plaza de Caglayan y otros 535 para llevar a la gente a otras protestas en varias provincias de Turquía.

Bekir Demirkaya, presidente del comité de la organización, ha asegurado que los autobuses trasladaron a cerca de 100.000 personas hasta la plaza y ha agregado que las manifestaciones de su partido contra la visita del Papa son un reflejo del descontento del mundo islámico. Las autoridades turcas han extremado las medidas de seguridad y han cerrado muchas calles de Estambul para facilitar la circulación. No se han registrado incidentes.

Sólo 32.000 católicos

"Tratamos bien a nuestros huéspedes. Lo que nos ha empujado a decirle que no venga han sido sus palabras contra nuestra religión. Corríjalas por favor", ha subrayado uno de los portavoces a los enardecidos manifestantes que abarrotaban la plaza. El ministro de exteriores turco, Abdullah Gul, que ha viajado hoy a Finlandia para participar en la cumbre Euromediterránea, ha indicado que la visita del Papa es de suma importancia, ya que es el representante de 1.000 millones de católicos y jefe de Estado del Vaticano. En Turquía, el 99% de la población (unos 72 millones de habitantes) es musulmana. El número de católicos representa sólo un 0,04%, esto es, unas 32.000 personas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

"Siento que haya habido tantas especulaciones", ha indicado Gul en referencia a las noticias que sostienen que los principales responsables turcos han salido del país para evitar encontrarse con el Pontífice. Gul ha agregado: "Desgraciadamente el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, y yo no estaremos estos días en Turquía debido a la reunión de los países de la OTAN en Riga. No obstante, el primer ministro volverá a Ankara después de la llegada del Papa".

El ministro de Exteriores ha informado de que que Turquía desplegará todos los medios necesarios para que esta visita sea un éxito y se puedan eliminar los malentendidos entre el mundo musulmán y cristiano. "El mensaje que lanzará el Papa será importante para los musulmanes que viven en países cristianos", ha vaticinado Gul. El diario del partido islamista de la Felicidad, Milli Gazete, critica hoy al primer ministro turco por los preparativos dispuestos para recibir al papa.

El vicepresidente del esta agrupación de tendencia islámica, el profesor Numan Kurtulmus, ha afirmado que las palabras del obispo de Roma contra el profeta Mahoma no fueron fortuitas y apoyan los ataques militares contra los países musulmanes. "Respetamos a todas las religiones y sus representantes pero si alguien insulta nuestra religión no podemos quedarnos callados, y las palabras del Papa reflejan el odio que nos profesa occidente", se ha lamentado Numan.

Ratzinger llegará al aeropuerto de Esenboga el 28 de noviembre a las 13.00 hora local (12.00 en Madrid) y visitará el mausoleo de Mustafá Kemal Ataturk, fundador de la nueva Turquía. Erdogan, que ese mismo día viaja a Riga, ha dicho que intentará coincidir en el aeropuerto con Benedicto VXI.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS