Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diez soldados de EE UU mueren en Irak en el momento de mayor rechazo a la guerra

Asesinado un director de los servicios secretos iraquíes al estallar una bomba al paso de su coche

Varios iraquíes observan el coche en el que viajaba el director de los servicios de Inteligencia de la provincia de Maisun.
Varios iraquíes observan el coche en el que viajaba el director de los servicios de Inteligencia de la provincia de Maisun. AP

Al menos 20 iraquíes y diez soldados estadounidenses han muerto en varios ataques perpetrados en distintas partes del país en las últimas 24 horas. Hoy, cinco personas, entre ellas una niña y un director de los servicios secretos iraquíes, han fallecido en dos atentados distintos en el sur y el norte del país, según han informado la televisión y la policía iraquíes. El recrudecimiento de la violencia se produce en un momento en el que el apoyo en EE UU a la guerra ha llegado a su nivel más bajo, según revela una encuesta encargada por la CNN.

Solamente un 34% de los más de mil consultados señaló el pasado fin de semana que respalda el conflicto, frente a un 64% que se opone, según el sondeo realizado por la empresa Opinion Research Corporation. La mayor oposición se registra entre las mujeres: más de un 70%. La cadena indica que el respaldo al conflicto es mayor entre los hombres: un 40% lo apoya y un 58% lo rechaza. Según la CNN, éste es el nivel más bajo de apoyo registrado en los sondeos de opinión pública desde que comenzó la intervención armada en ese país árabe hace más de tres años.

Entre los atentados de hoy, el canal de televisión iraquí Al Sharquía ha informado de que Ali Al Tamimi, director de los servicios de Inteligencia de la policía criminal de la provincia de Maisun, en el sur del país, murió junto con su chófer y dos de sus guardaespaldas por el estallido de un artefacto explosivo. La explosión ocurrió a las 7.45 hora local (6.45 en Madrid) al paso del convoy de Tamimi por el sur de Amara, a 350 kilómetros al sur de Bagdad. Por otra parte, una niña murió cuando un grupo de insurgentes dinamitó una vivienda que se encontraba vacía en la localidad de Tel Afar, a 470 kilómetros al noroeste de Bagdad, según fuentes policiales. En el momento de la detonación la niña estaba en una casa cercana con otras cuatro mujeres que resultaron heridas.

60 soldados muertos este mes

En un atentado separado, un coche bomba explotó cerca de un edificio dependiente del ministerio de Educación Superior y Estudios Científicos en Bagdad y causó heridas a cinco personas, según fuentes del ministerio del Interior. Otros dos iraquíes resultaron heridos por el estallido de un artefacto explosivo al paso de un convoy del Ejército estadounidense en la plaza de Maisun, en el oeste de la capital. Anoche, dos policías de las fuerzas especiales iraquíes murieron y otros tres resultaron heridos durante una redada realizada contra un piso franco de supuestos terroristas en Basora, a 550 kilómetros al sur de Bagdad. Las víctimas se produjeron durante enfrentamientos librados con miembros de un grupo especializado en secuestros y asesinatos en el barrio de Al Hariza, en el norte de Basora.

Otros incidentes violentos registrados ayer en distintos puntos de Irak acabaron con la vida de trece personas, entre ellas cinco de la misma familia, según fuentes policiales. Por otro lado, el Ejército estadounidense informó hoy de que diez de sus soldados perecieron ayer en cinco ataques de la insurgencia. Cuatro de los uniformados perdieron la vida al explotar un artefacto al paso del vehículo en el que viajaban por una carretera en el oeste de Irak. Otros tres fallecieron y un cuarto resultó herido en una "acción enemiga" mientras participaban en una operación militar en la provincia de Diyala, en el este del país, según una nota del mando militar.

En otro incidente, un militar estadounidense pereció como consecuencia de "un ataque terrorista con armas ligeras" lanzado contra la patrulla en la que se encontraba, en el norte de Bagdad, informó un comunicado del ejército de EE UU. También en el norte de la capital pero en un ataque distinto, otro miembro del ejército de EE UU murió al estallar un artefacto explosivo al paso de su vehículo. Otro soldado perdió la vida debido a las heridas sufridas en un ataque rebelde en la provincia occidental de Al Anbar, considerada feudo de la insurgencia árabe suní. Este mes han muerto más de 60 militares de EE UU en Irak.