La UE dará a todas las agencias de seguridad de EE UU los datos de los pasajeros aéreos

Los europeos rechazan incrementar el número de las 34 informaciones que ahora ofrecen pero aceptan que organismos dedicados a la lucha antiterrorista consulten esos datos

Luxemburgo / Madrid - 06 oct 2006 - 12:56 UTC

La UE permitirá a todas las agencias estadounidenses competentes en la lucha contra el terrorismo, y no sólo al servicio aduanero y de fronteras, disponer de los 34 datos personales que ahora se ofrecen de los pasajeros europeos que viajen a EE UU, según el acuerdo alcanzado hoy entre ambas partes. A cambio, la UE reclama un "nivel de protección adecuado" e impide el acceso directo de la Administración norteamericana a los sistemas informáticos de las aerolíneas, como ocurría hasta ahora.

Más información

Los datos -un máximo de 34 por pasajero, cifra que se mantiene sin cambios- serán entregados a la Oficina de Aduanas y Fronteras de EE UU (BCP, parte del Departamento de Seguridad Nacional). A su vez, este departamento facilitará, caso por caso, los datos a otras agencias de seguridad estadounidenses que trabajen en la lucha antiterrorista, como el FBI o la CIA, aunque el texto del acuerdo no precisa cuáles son esas entidades.

El director general de Justicia, Seguridad y Libertades en la Comisión Europea, Jonathan Faull, uno de los principales negociadores del acuerdo, ha explicado que "teníamos que aceptar las exigencias de la legislación estadounidense", que ha sufrido cambios desde 2004 por el 11-S, y que afectan también a las aerolíneas de EE UU. Según la UE, los estadounidenses se han comprometido a garantizar la privacidad de la información personal de los pasajeros que pasen a otros organismos. "Aceptamos la divulgación de los datos a otras agencias si tienen los estándares de protección adecuados", ha manifestado el comisario europeo de Justicia, Seguridad y Libertades, Franco Frattini, en una conferencia de prensa para informar del acuerdo. Las autoridades de EE UU mantendrán la posibilidad de compartir los datos con terceros países "cuando sea necesario" por motivos policiales, ha explicado Faull.

Otra novedad es que las autoridades estadounidenses no tendrán la capacidad de acceso a los sistemas informáticos de las aerolíneas para extraer los datos, sino que serán las propias compañías aéreas las que enviarán la información a EE UU. Sin embargo, la aplicación de este cambio esperará hasta que se ultimen los sistemas técnicos imprescindibles, y los primeros ensayos están previstos para finales de año. A partir de entonces, "no habrá acceso directo" estadounidense a los ordenadores de las aerolíneas europeas, ha destacado Frattini.

El nuevo acuerdo, que ha recibido el visto bueno inicial de los embajadores ante la UE de los 25 Estados miembros, será enviado a las capitales comunitarias y aprobado formalmente por el Consejo de Ministros, posiblemente la semana próxima. Aunque se aplicará de forma inmediata, será de forma provisional, ya que algunos países de la UE deben someterlo al procedimiento de aprobación parlamentaria.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Este compromiso es provisional porque será válido hasta finales de julio de 2007, para cuando se prevé que Washington y Bruselas hayan cerrado un pacto de carácter permanente. El acuerdo de hoy se ha cerrado tras nueve horas de negociaciones por vídeoconferencia durante la tarde del jueves y la madrugada de hoy, y pone fin al vacío legal creado tras declarar el Tribunal de Justicia de la UE ilegal el anterior marco normativo, cuya vigencia expiró el pasado 30 de septiembre. Durante estos días, se han estado aplicando las garantías del acuerdo anulado por el Tribunal de Justicia de la UE.

Una agente estadounidense patrulla por el aeropuerto de Boston (Massachusetts).
Una agente estadounidense patrulla por el aeropuerto de Boston (Massachusetts).REUTERS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50