Un hombre mata a tres niñas en una escuela amish de Pensilvania

El balance de víctimas podría aumentar, ya que hay otras dos jóvenes heridas graves

Un hombre ha matado a tiros a tres niñas de la comunidad amish y ha herido a otras siete tras asaltar una escuela de Pensilvania. Según la policía local, todo se debe a una vieja rencilla de hace 20 años. Mientras, no se descarta que el balance de víctimas mortales aumente, ya que dos de las niñas heridas se encuentran en estado crítico.

El atacante, que ha entrado en el centro colegial amish situado a unos cien kilómetros de Filadelfia (Pensilvania), ha sido identificado como Charles Karl Roberts, un transportista que solía llevar la leche producida por campesinos de esa comunidad religiosa a varias plantas procesadoras.

Más información
Pensilvania (EEUU)
Un hombre mantiene retenidas a dos mujeres tras entrar armado en una escuela de Colorado
Entierran a cuatro de las cinco niñas amish asesinadas en Pensilvania

Roberts, que no pertenecía a la comunidad amish, ha ejecutado a sus víctimas de varios tiros en la cabeza, ordenando previamente a los chicos y a una mujer embarazada desalojar el centro escolar. El atacante se ha suicidado tras acabar con la vida de las niñas y tras verse cercado por la policía en el centro de enseñanza donde estudiaban alrededor de una treintena de alumnos entre los seis y los quince años.

Dos niñas graves

La policía ha asegurado que el asaltante, que llevaba con él dos pistolas, había atado los pies de las niñas con cables y que ha sido una profesora que logró huir la que pudo avisar a las fuerzas de seguridad de lo que ocurría alrededor de las 10.30 hora local.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los heridos, entre ellos dos niñas en estado grave, se encuentran ingresados en el Lancaster General Hopsital y el Hershey Medical Center, entre otros centros médicos. Las víctimas mortales, entre ellas una joven que hacía las funciones de ayudante de la profesora, han muerto por impactos de bala en la cabeza.

El tiroteo ha tenido lugar poco antes de las once de la mañana (cuatro de la tarde, hora peninsular española), en un centro al que asisten niños de edades comprendidas entre los 6 y los 15 años. Algunos testigos, han explicado que el agresor llegó en un coche hasta la puerta del recinto y tras ingresar en él tomó como rehenes a algunos de los alumnos, aunque un número indeterminado de ellos logró huir.

La Policía interroga a la esposa del autor de los hechos, que antes de acudir a la casa-colegio, escribió varias notas de suicidio y había dejado a sus propios hijos en otro centro escolar próximo.

Tragedia en un lugar bucólico

El trágico suceso ha tenido como escenario un bucólico rincón del Condado de Lancaster, en el centro de la zona donde viven los amish, a unos cien kilómetros de Filadelfia. Se trata de Bart Township que forma parte de la comunidad de Nickel Mines.

Los Amish son una iglesia protestante, ramificación de los menonitas, que llegaron en EE UU procedentes de Alemania y Suiza a principios del siglo XVIII. Han mantenido una manera de la vida agrícola y conservadora a pesar de las influencias de la sociedad industrial moderna. Entre las costumbres de los amish destacan su renuncia al uso de electricidad, aunque algunos de ellos utilizan pilas de bajo voltaje, y además se trasladan en carruajes.

En las últimas semanas se han producido otros dos incidentes violentos en centros escolares de Estados Unidos. El primero de ellos tuvo lugar el pasado 27 de septiembre cuando un hombre tomó como rehenes a seis chicas en el instituto "Platte Canyon" de Bailey (Colorado) y a las que el autor de los hechos seleccionó por ser rubias. Una de ellas murió, junto con el agresor, después de que las fuerzas de intervención rápida actuaran para liberarlas.

El segundo caso se registró el pasado viernes cuando un estudiante de 15 años mató a tiros el director de un colegio en una zona rural del estado de Wisconsin.

Imgen de televisión que muestra a un grupo de miembros de la comunidad Amish, en las inmediaciones del colegio donde se ha producido el tiroteo.
Imgen de televisión que muestra a un grupo de miembros de la comunidad Amish, en las inmediaciones del colegio donde se ha producido el tiroteo.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS