Amnistía acusa a Hezbolá de violar "las leyes de guerra" al disparar contra civiles israelíes

Un informe de la ONG publicado ayer denuncia que la milicia chií libanesa cometió "graves violaciones de los derechos humanos"

La milicia chií libanesa Hezbolá cometió "graves violaciones" de los derechos humanos al atacar "deliberadamente" a la población civil israelí durante el conflicto de este verano, según un informe publicado ayer por Amnistía Internacional, en el que la ONG denuncia que los misiles disparados por la milicia se cobraron la vida de 43 civiles israelíes, siete de ellos menores.

Amnistía Internacional asegura que Hezbolá lanzó cerca de 4.000 cohetes contra el norte de Israel, causando la muerte de 43 civiles y heridas graves a otros 33 y obligando a miles de civiles a cobijarse en refugios o huir. Aproximadamente, una cuarta parte de los cohetes se dispararon directamente contra zonas urbanas, especifica el documento.

En sus reuniones con Amnistía Internacional, Hezbolá alegó que sus ataques con cohetes contra el norte de Israel eran una represalia por los ataques israelíes contra la población civil de Líbano y tenían como finalidad detenerlos.

Sin embargo, según la secretaria general de AI, Irene Khan, "la escala de los ataques de Hezbolá contra ciudades y pueblos israelíes, el carácter indiscriminado de las armas utilizadas, y las declaraciones de los dirigentes del grupo confirmando su intención de atacar a civiles dejan perfectamente claro que Hezbolá violó las leyes de la guerra".

"El hecho de que Israel haya cometido también violaciones graves no justifica las cometidas por Hezbolá", añade Khan en el comunicado divulgado por la ONG. "La población civil no debe pagar el precio de la conducta ilegítima de ninguna de las dos partes", remachó.

El informe, titulado En la línea de fuego: los ataques de Hezbolá contra el norte de Israel, se basa en la investigación llevada a cabo sobre el terreno por Amnistía Internacional en Israel y Líbano, en entrevistas con las víctimas, declaraciones oficiales y conversaciones con autoridades de los gobiernos de ambos países y altos dirigentes de Hezbolá.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Por ello, Amnistía Internacional pide que "la ONU inicie con urgencia una investigación exhaustiva, independiente e imparcial sobre las violaciones del derecho internacional humanitario cometidas por ambas partes del conflicto".

Una joven porta una pancarta con el líder de Hezbolá, Hassan Nasralá.
Una joven porta una pancarta con el líder de Hezbolá, Hassan Nasralá.REUTERS

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50