Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las facciones palestinas aceptan un alto el fuego para poner fin a la operación militar israelí

El presidente de la ANP reconoce que necesitan abrir las fronteras de Gaza, por lo que deben solucionar la cuestión del soldado israelí secuestrado

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, ha llegado a un acuerdo con las facciones palestinas para lograr un alto el fuego, lo que supone la suspensión de todos los actos que provoquen una respuesta del Ejército israelí. Con este acuerdo, las milicias interrumpirán el lanzamiento de los cohetes kasam contra el territorio israelí y pondrán en libertad al soldado israelí Gilad Shalit, secuestrado por grupos palestinos el pasado 25 de junio y cuya desaparición supuso el inicio de una operación militar israelí en Gaza que lleva mes y medio.

"Ayer llegué a un acuerdo con todas las facciones y han aceptado suspender todas las acciones que puedan servir de pretexto a Israel para otros ataques", ha dicho hoy Abbas durante el discurso de una ceremonia de graduación de miembros de su guardia personal. Este alto el fuego es importante, según ha dicho, para que los palestinos "puedan vivir en paz y seguridad y para atraer proyectos económicos".

Una de las consecuencias de la ofensiva del Ejército de Israel fue la destrucción de la principal central eléctrica de la franja de Gaza, así como el cierre de las fronteras. "La calma y la seguridad -ha dicho Abbas- son fundamentales" para la estabilidad, la educación y el movimiento, y ha insistido en que los palestinos deben poder moverse, por lo que necesitan las fronteras, en especial el paso de Rafah con Egipto. "No podemos seguir aislados del mundo, debemos entenderlo", razón por la que necesitan solucionar la cuestión del soldado secuestrado.

Periodistas secuestrados

Por otra parte, el líder de la ANP ha recibido hoy a la esposa de Olaf Wiig, uno de los dos periodistas del canal de televisión Fox News secuestrados el pasado lunes por dos hombres armados en Gaza. El encuentro, al que también han asistido un responsable de la cadena estadounidense y un corresponsal en la zona, tiene la misión de promover la puesta en libertad de los dos periodistas, cuyo secuestro no ha sido reivindicado por ningún grupo.

Además, Abbas ha presidido esta mañana una reunión del Consejo de Seguridad Nacional junto con el primer ministro, Ismail Haniya, y el ministro de Interior, Said Siam. La situación de seguridad en los territorios palestinos y el asunto de los dos periodistas secuestrados han centrado ente encuentro.