Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU abre la puerta al diálogo bilateral con Corea del Norte para solucionar la crisis

Washington trata de relanzar las conversaciones a seis después de que Pyongyang realizara una prueba con misiles de largo alcance

Las últimas pruebas militares con misiles realizadas por Corea del Norte parecen haber ablandado a la diplomacia estadounidense, que ha decidido abrir la puerta a una reunión bilateral entre ambos países para resolver la crisis, toda vez que los encuentros multilaterales están en dique seco por culpa de Pyongyang.

El negociador norteamericano, Christopher Hill, ha ofrecido al régimen norcoreano una reunión cara a cara a cambio de que levante el pie del cuello de las conocidas como "reuniones a seis", una ronda de contactos en los que también participan Corea del Sur, China, Japón y Rusia. Estas conversaciones tienen como objeto resolver la crisis desatada por el anuncio de Pyongyang de que posee armas atómicas, pero se encuentran paralizadas por la desidia diplomática norcoreana.

"Provocación grave"

El lanzamiento hace unos días de varios misiles por parte de Corea del Norte no hizo sino complicar la crisis. Entre los proyectiles había uno de alcance intercontinental, con capacidad para llegar hasta territorio estadounidense. La prueba fue un fiasco, al menos en lo que a éste último se refiere: todos los misiles se estrellaron en el mar de Japón (mar del Este). Sin embargo, desató la alarma de la comunidad internacional, pese a que los expertos consideran que Pyongyang está muy lejos de poder montar una cabeza nuclear en los misiles que ahora prueba.

En cualquier caso, las palabras de Hill suponen un cambio de táctica por parte del Gobierno norteamericano, que tachó de "provocación grave" el lanzamiento de misiles. La Casa Blanca cree que Pyongyang trata de llamar la atención para cambiar las tornas en la negociación, y aparcar las conversaciones multilaterales en favor de un diálogo directo con Estados Unidos que le permita conseguir incentivos políticos y económicos a cambio de desmantelar su arsenal nuclear.

"Boicoteo" de las negociaciones

El presidente estadounidense, George W. Bush, afirmó hace unos días que su intención era abordar el problema de manera multilateral, "trabajando con los aliados y otros países para ver la forma de que Corea del Norte vuelva a la mesa de negociaciones". "Éste no es un tema EE UU-Corea del Norte, y no vamos a permitir al líder norcoreano que lo transforme en algo así", dijo entonces el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow.

Sin embargo, Hill, a la sazón subsecretario de Estado, ha admitido que, en el marco de las conversaciones multilaterales, sí podría ser posible un encuentro bilateral entre Estados Unidos y corea del Norte. Eso sí, eso no ocurrirá mientras las autoridades norcoreana sigan "boicoteando las negociaciones", ha añadido. Hill se ha reunido hoy con el negociador surocoreano, y con los ministros de Asuntos Exteriores de las dos Coreas.

Además, el enviado norteamericano ha expresado su deseo de que China convoque un encuentro informar de los seis países implicados en estas negociaciones, estancadas desde que en septiembre del año pasado Washington impusiera sanciones financieras contra Corea del Norte por sus supuestas prácticas de falsificación de dólares y lavado de dinero.

Despliegue estadounidense cerca de Corea

El destructor USS Mustin, capaz de destruir misiles, ha llegado hoy a Japón, y el crucero Silo lo hará en el próximo mes, con el fin de reforzar la flota de Estados Unidos en Asia, y como consecuencia de los cohetes disparados esta semana por Corea del Norte. Estos buques darán a Washington mayor capacidad para responder a posibles ataques con misiles que se originen en la región.La llegada del USS Mustin al puerto japonés significa que Estados Unidos cuenta ya en las inmediaciones de la península de Corea con ocho buques equipados con el sistema de combate Aegis, uno de los más avanzados del mundo para la guerra desde el mar. El corazón del sistema es un radar informático que detecta misiles o aviones, dispara interceptores y los guía a su objetivo.

Más información