El presidente iraní asegura que Israel "no debe de sobrevivir"

Ahmadineyad considera "improbable" que el Consejo de Seguridad imponga sanciones a Irán por su programa nuclear

Madrid / Teherán - 24 abr 2006 - 13:44 UTC

El presidente iraní, el ultraconservador Mahmud Ahmadineyad, ha vuelto a azuzar el fantasma del antisemitismo al asegurar que "el régimen impostor de Israel no debe de sobrevivir" , durante una rueda de prensa en Teherán.

Más información

Al igual que en anteriores proclamas- a finales de 2005 dijo que Israel "debería ser borrada del mapa"-, Ahmadineyad ha empleado su discurso más incendiario para culpar a Occidente de la existencia del Estado de Israel. "Vosotros (en referencia a Europa) habéis creado un problema que ahora tenéis que resolver", ha dicho cuando se ha referido a la consecuencias que para el mundo árabe tuvo el final de la II Guerra Mundial. Y ha planteado una exótica propuesta para muchos de los judíos que habitan Israel. Que vuelvan a los países europeos que abandonaron tras la creación del Estado sionista, en 1948. "Dejarles volver a las tierras donde nacieron", ha dicho, desafiante.

Crisis nuclear

Irán representa un serio problema para la comunidad internacional, porque las declaraciones de su máximo líder coinciden con el anuncio de las autoridades iraníes de que han enriquecido uranio en contra de las recomendaciones de la ONU. Europa y Estados Unidos consideran que detrás del programa nuclear iraní se esconde el deseo de contar con el arma atómica. La República Islámica insiste en que sus fines son exclusivamente pacíficos. Hoy Ahmadinejad ha vuelto a reiterar las bondades de sus ambiciones nucleares y se ha posicionado en contra de las armas nucleares, químicas, biológicas y de destrucción masiva.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha dado de plazo a Irán hasta el próximo 28 de abril para que suspenda su polémico programa nuclear. El máximo órgano de decisión de la ONU no ha anunciado qué consecuencias tendrá un más que probable incumplimiento iraní de su mandato. Estados Unidos, miembro permanente del Consejo, ha reclamado al resto de socios la aplicación del capítulo séptimo de la Carta fundacional de Naciones Unidas que contempla específicamente el uso de la fuerza, entre otras medidas menos drásticas como la interrupción de contactos diplomáticos e intercambios comerciales.

Ahmadinejad ha dicho hoy que considera "improbable" que la ONU imponga sanciones a su país; y en repetidas ocasiones durante el último mes, que Irán no renunciará al derecho a desarrollar un programa nuclear pacífico. Además, ha advertido que dicho derecho es "innegociable".

Lo más visto en...

Top 50