Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey Mohamed VI de Marruecos indulta a todos los presos saharauis

La mayoría son activistas que han participado en manifestaciones a favor de la independencia del Sahara Occidental

El rey Mohamed VI de Marruecos ha concedido hoy una amnistía a todos los presos saharauis, políticos y comunes, que serán puestos en libertad hoy mismo, según han informado fuentes judiciales. El indulto afecta a un total de 48 presos, la mayoría delos cuales son activistas que habían sido detenidos en diversas manifestaciones independentistas organizadas en mayo de 2005 en El Aaiún y otras ciudades del Sahara Occidental.

Entre los indultados figura Ali Salem Tamek, detenido el pasado mes de junio y acusado por la Justicia marroquí, junto con otros 13 independentistas saharauis, de constituir bandas criminales. El pasado 25 de marzo, el rey Mohamed VI indultó a 216 presos saharauis, entre los que se encontraban 30 activistas, con ocasión de su visita al territorio del Sahara Occidental.

Las fuentes han atribuido la liberación de los detenidos saharauis a la intervención del Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara (CORCAS), mientras que observadores en Rabat han destacado que el indulto se anunció un día después de la publicación del informe del secretario general de la ONU sobre el Sahara Occidental, presentado al Consejo de Seguridad.

Violación de derechos humanos

En su informe, Kofi Annan expresa su preocupación por las violaciones de los derechos humanos perpetradas por las fuerzas de seguridad marroquíes durante las recientes manifestaciones protagonizadas por los saharauis a favor de la autodeterminación. Además, en el texto anuncia que enviará una delegación del Alto Comisionado de los Derechos Humanos para que evalúe sobre el terreno la situación.

La negativa marroquí a reconocer el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y fundamentar la aceptación de un plan basado en una amplia autonomía para el territorio choca totalmente con la aspiración soberanista del Frente Polisario, al tiempo que revela la incapacidad de avanzar en una resolución del conflicto, según el informe de Annan.

El texto insta a Marruecos y al Frente Polisario a iniciar conversaciones directas, dada la imposibilidad de interrumpir el estancamiento en el que se encuentran las negociaciones.