Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los principales sindicatos franceses de estudiantes rechazan su cita de hoy con Villepin

El primer ministro francés se mantiene en su rechazo a retirar el Contrato de Primer Empleo

Cuatro sindicatos de estudiantes universitarios y de instituto han anunciado que no acudirán hoy a la reunión con el primer ministro, Dominique de Villepin, sobre el contrato laboral para los jóvenes (CPE). La decisión de las cuatro organizaciones, incluido el principal sindicato de estudiantes de universidad (UNEF), de declinar la invitación del jefe del Gobierno conservador se produce después de que la reunión de éste con las cinco confederaciones sindicales de trabajadores terminase sin acuerdo ayer.

Villepin se mantuvo en su rechazo a retirar el Contrato de Primer Empleo, como le exigen los sindicatos y las organizaciones de estudiantes para negociar una salida a la crisis. Las confederaciones sindicales habían conseguido, no obstante, que Villepin adelantase dos días, a hoy, la reunión con representantes de los jóvenes. Sin embargo, la presidenta de la Confederación de Estudiantes, Julie Coudry, ha dicho que "distan mucho de darse las condiciones de una reunión que pueda avanzar hacia una retirada del CPE".

Las cuatro organizaciones estudiantiles han acordado reunirse por la mañana para redactar una carta al primer ministro y explicar por qué declinaron su invitación, y han convocado una rueda de prensa para las 11.30 hora local (10.30 GMT) ante la sede del Gobierno. Por tanto, sólo deberían acudir a la cita con el primer ministro dos organizaciones estudiantiles: la Federación de asociaciones generales de estudiantes (FAGE), opuesta al CPE, y la Unión nacional Inter.-universitaria (UNI), favorable a ese contrato para menores de 26 años a los que el empleador podría despedir sin justificación durante los dos primeros años de prueba.

Después de recibir ayer a las confederaciones sindicales, Villepin se reunió con los dirigentes de las organizaciones patronales, que manifestaron su inquietud por las consecuencias de la crisis sobre la economía y la "imagen" de Francia. Para el próximo martes está convocada una nueva jornada de acción nacional de protesta contra el CPE, con manifestaciones y huelgas, que amenazan con afectar seriamente el transporte público.