Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autoridades brasileñas invertirán 1500 millones de dólares para rescatar el puerto de Río de Janeiro

Las autoridades brasileñas han puesto en marcha un esperado proyecto de revitalización de la zona portuaria de Río Janeiro, que prevé inversiones de al menos 1500 millones de dólares en los próximos diez años.

Siguiendo los pasos de otras ciudades costeras como Barcelona o Buenos Aires, Río de Janeiro se propone rescatar las abandonadas instalaciones de su puerto, con un ambicioso programa de urbanismo que además revalorizará las áreas adyacentes del centro de la ciudad.

El proyecto fue presentado formalmente en un acto con el presidente de la República, Luiz Inácio Lula da Silva, y las autoridades de Río de Janeiro.

En el evento fue firmado un Acuerdo de Cooperación Técnica entre las entidades que serán responsables de desarrollar las acciones previstas en un área de 337 hectáreas donde hoy viven 22000 personas.

Además de la revitalización del puerto, área de muelles, viejos almacenes y calles adyacentes que ocupan tres millones de metros cuadrados, se prevén desarrollos inmobiliarios, culturales y viarios en el centro y el norte de Río de Janeiro.

Los proyectos serán desarrollados por organismos federales,como el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), la Caixa Económica Federal, la Policía Federal y el Instituto Nacional de Seguro Social (INSS), además de la alcaldía de Río de Janeiro y la compañía administradora del puerto.

Una de las primeras medidas será el desalojo de unas 300 familias que levantaron un barrio de viviendas precarias a lo largo de la vía férrea por la que son transportadas las mercancías hasta el puerto.

Según Antonio Carlos Suares, el presidente de la empresa que maneja el puerto de Río, se trata de un proyecto de hace 15 años que ahora está saliendo del papel.

La revitalización de la zona portuaria será diferente a las emprendidas en otros países porque "no retira la capacidad del puerto, lo preserva en una relación armoniosa entre el puerto y la ciudad", afirmó.