Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 16 muertos y 90 heridos en dos atentados simultáneos en un mismo barrio de Bagdad

Cinco soldados del Ejército de EE UU caen abatidos en distintos puntos del país en las últimas 48 horas

Al menos 16 personas han muerto y otras 90 han resultado heridas esta tarde por la explosión de dos coches bomba de forma casi simultánea en Bagdad, según el último balance de víctimas ofrecido por fuentes de los tres hospitales de la capital iraquí a los que han sido trasladadas las víctimas. Las autoridades temen que el número de fallecidos pueda aumentar debido a la gravedad de las lesiones de algunos de los heridos. Los dos vehículos han estallado en las cercanías de una gasolinera y de un mercado, ubicados ambos en el barrio Al Amin, en el sureste de Bagdad.

La primera explosión se ha producido hacia las 17.00 hora local (15.00 hora peninsular española) cerca de un fila de vehículos que esperaban repostar en un gasolinera del barrio Al Amin", ha indicado Salam Jatab, oficial de la policía bagdadí. El segundo atentado ha tenido lugar hacia las 17.20 (15.20) a la entrada de un mercado, en la misma zona. Las explosiones han causado la destrucción de un camión cisterna que descargaba combustible en la gasolinera, por lo que varios coches que se encontraban en el lugar han resultado incendiados.

"Es muy probable que aumente la cifra de muertos debido a la gravedad de las quemaduras de algunos de los heridos", ha indicado Jatab, para agregar que restos de cadáveres han quedado dispersos en los alrededores de los lugares de los atentados. Por último, el oficial ha señalado que los equipos de socorro han rescatado tres cuerpos calcinados del interior de tres automóviles aunque ha precisado que esos coches no han sido los causantes de la explosión.

16 cadáveres con signos de tortura

Por otro lado, cinco soldados de EE UU han muerto en Irak en las últimas 48 horas, según ha informado el mando castrense en Bagdad a través de varios comunicados. En la última nota, informa de un soldado perteneciente a la Segunda División de Marines que murió ayer tras resultar alcanzado por el fuego de armas ligeras mientras realizaba una "acción de combate cerca de Faluya", unos 60 kilómetros al oeste de la capital. En un comunicado anterior, el mando militar de EE UU dio cuenta de la muerte de otro soldado ayer debido a las heridas sufridas cuando su unidad fue atacada con armas ligeras en el sudoeste de la capital.

Antes, un comunicado anunció que tres soldados murieron ayer por la explosión de una bomba en una región del sur de Bagdad. Los soldados estaban "en una misión" en un lugar no especificado del sur de Bagdad, probablemente dentro del conflictivo cinturón de ciudades situadas a 50 kilómetros al sur de Bagdad, pobladas por una población mixta chií y suní y donde los grupos insurgentes suníes son muy activos. Con estas víctimas, son más de 2.240 los soldados estadounidenses muertos en Irak desde que, por orden de George W. Bush, invadieron el país en marzo de 2003.

Por su parte, la policía iraquí ha señalado que sus agentes hallaron los cadáveres de 16 personas con signos evidentes de haber sido torturados. De los cuerpos, 14, con las manos atadas y los ojos vendados, se localizaron en el barrio de Al Hamidyia, en la zona oriental de Al Sadr, de mayoría chií. Los otros dos cuerpos fueron encontrados cerca de la mezquita Al Abas, en el barrio de Al Amariya, de mayoría suní, en el oeste de Bagdad.