El huracán Wilma pierde intensidad a su paso por la península de Yucatán

Primeros saqueos en tiendas de alimentación y muebles en Cancún, la localidad más castigada

Wilma ha pasado en las últimas horas de la categoría 4 (de un máximo de cinco) con la que ha entrado hoy en la península de Yucatán (México) a la 3, lo que reduce su potencial devastador. En las zonas de la costa mexicana afectadas, decenas de miles de turistas (3.700 españoles) se protegen en refugios, escuelas y hoteles. Según las predicciones, el ciclón girará hacia el noreste y pasará muy cerca de las costas de Cuba, en máxima alerta y donde han sido evacuadas más de medio millón de personas. Mañana o el lunes llegará a Florida (EE UU).

Más información
Huracanes Katrina, Rita y Wilma
Florida se prepara para lo peor
Cerca de 400.000 evacuados en Cuba
Alpha se convierte en tormenta tropical y amenaza a la República Dominicana

En la península de Yucatán, donde Wilma puede llegar a descargar hasta 1.000 litros de agua por metro cuadrado en algunos lugares, las autoridades han informado esta noche (hora española) de la muerte de una persona que le cayó encima la rama de un arbol arrancada por el viento. Otras dos personas, dos niños de corta edad, han fallecido en el Estado de Quintana Roo después de que un tanque de gas explotara ayer en Playa del Carmen e hiriera a siete personas, ha informado el subdirector de Protección Civil estatal, Jaime Villasano. Las muertes de los dos niños fueron consecuencia "de las quemaduras" que sufrieron, ha añadido el portavoz.

Entretanto, decenas de miles de turistas se protegen de la furia de Wilma en refugios, escuelas y hoteles. Cancún, uno de los destinos vacacionales más populares de México, ha servido de puerta de entrada en el continente del ciclón, que ha tocado tierra esta madrugada manteniéndose en la categoría 4 con intensas lluvias y vientos de hasta 215 kilómetros por hora.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, ha informado de que el ciclón se ha degradado en su trayectoria, hasta la categoría 3, lo que es una buena noticia ya que se reduce su potencial devastador. Los vientos máximos han disminuido hasta cerca de los 195 kilómetros por hora. En todo caso, Wilma continuará una trayectoria lenta hacia el norte y el ciclón seguirá "castigando severamente" partes del extremo noreste de la península del Yucatán, según los expertos.

Saqueos en Cancún

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En Cancún, las calles están completamente vacías aunque esta tarde (hora española) se han registrado los primeros episodios de asaltos a comercios y saqueos en tiendas de alimentación y muebles, pese a la presencia de patrullas policiales y de la Infantería de Marina. Sólo hay una emisora en funcionamiento, que sirve para que los ciudadanos atrapados por el agua pidan auxilio. Las autoridades han pedido a la población que no salga a la calle ni se acerque a las ventanas. El consejero de la Embajada española en México, Eduardo López Busquets, cifró ayer en 3.700 el número de españoles que están pasando sus vacaciones en la zona afectada por el huracán. Hay pocos españoles en Cancún, la mayoría está más al sur, sobre todo en la zona de Playa del Carmen, donde no han sido evacuados porque se cree que los hoteles son seguros.

Según los pronósticos, tras su paso por México, Wilma experimentará un giro hacia el noreste y pasará muy cerca de las costas de Cuba. La Habana y las provincias occidentales del territorio isleño se encuentran en estado de máxima alerta. Las autoridades han puesto en marcha un impresionante plan de prevención y han evacuado a cerca de 400.000 personas, entre ellas unos 100.000 estudiantes, 300.000 vecinos que habitan en viviendas en mal estado o en zonas peligrosas, así como 1.100 turistas. El número de evacuados podría llegar a superar el medio millar.

Las previsiones indican que mañana o el lunes el huracán llegará a la costa oeste de Florida. En lo que difieren los meteorólogos es por qué parte de su costa oeste penetrará y con qué categoría en la escala de Saffir-Simpson. Dada la lentitud con que avanza Wilma, permaneciendo más tiempo sobre tierra, podría irse debilitando cada vez más. Las tres proyecciones por computadora utilizadas por el Centro Nacional de Huracanes, apuntan a que el ojo del ciclón entrará por un amplio abanico que abarca desde los Cayos, en el sur del Estado, hasta Tampa o Fort Myers (oeste).

El Gobierno de EE UU ha aprendido unas cuantas lecciones del huracán Katrina, y ahora espera al nuevo ciclón mucho mejor preparado y con más recursos disponibles. Tanto Frances Townsend, asesora de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, George W. Bush, como el responsable de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA), David Paulison, transmitieron ayer un mensaje tranquilizador al asegurar que se han tomado todas las medidas necesarias para hacer frente al ciclón.

Las proyecciones también indican que una vez que Wilma deje la península de Florida, seguirá rumbo norte en paralelo a la costa este de Estados Unidos, descargando sus fuertes lluvias hasta perderse en las frías aguas del Atlántico norte.

Habitantes de Cancún intentan mover un vehículo atrapado entre las aguas, tras lal fuertes lluvias provocadas por la entrada del huracán Wilma.
Habitantes de Cancún intentan mover un vehículo atrapado entre las aguas, tras lal fuertes lluvias provocadas por la entrada del huracán Wilma.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS