AMPLIACIÓN DE LA UE

La UE y Turquía llegan a un acuerdo para iniciar las negociaciones de adhesión

Los Veinticinco han logrado vencer las reticencias de Austria, que abogaba por un acuerdo de "asociación privilegiada" con Ankara

Madrid / Luxemburgo - 03 oct 2005 - 21:06 UTC

El Gobierno turco ha aceptado esta tarde las condiciones acordadas por los Veinticinco en Luxemburgo para abrir las negociaciones para su adhesión a la UE como miembro de pleno derecho. Así lo han confirmado tanto fuentes oficiales turcas como comunitarias. El consenso ha sido posible después de que Austria, opuesta a la adhesión y partidaria de un acuerdo de "asociación privilegiada" con Ankara, levantara el veto a un acuerdo que requiere de la unanimidad de todos los miembros de la UE.

Más información

Los últimos escollos para abrir el proceso negociador se han superado esta tarde y el ministro de Exteriores turco, Abdullah Gül, emprenderá rumbo a Luxemburgo para dar arranque de manera oficial a las negociaciones, ha informado el ministro de Exteriores luxemburgués Jean Asselborn.

En este sentido, el ministro británico de Asuntos Exteriores, Jack Straw, ha dicho en rueda de prensa que espera que las negociaciones de adhesión con Turquía comiencen antes de la medianoche. "Hemos cumplido con la decisión del Consejo de la UE de empezar las negociaciones el 3 de octubre", fecha que Straw ha calificado de "día histórico para Europa y la comunidad internacional". El ministro británico, que se mostró muy contento de poder

anunciar el acuerdo en nombre de la presidencia británica de la UE, ha revelado que las últimas treinta horas de negociaciones habían sido "demoledoras", pero que "el tiempo invertido ha merecido la pena".

"Esta ampliación llevará a la UE a un Estado fuerte y secular de mayoría musulmana, como prueba de que podemos vivir y trabajar juntos", ha añadido Straw, quien ha recordado que éste es sólo el principio del proceso de negociaciones.

El comisario europeo para la Ampliación, Oli Rehn, ha declarado que las últimas treinta horas "han probado la capacidad de absorción de todos nosotros". Para Rehn, Turquía ha cumplido con todas las condiciones para abrir las negociaciones y "ahora tendrá la oportunidad de demostrar si puede cumplir con los criterios en el proceso de adhesión".

Desde Ankara, el ministro Gül ha dado su visto bueno al acuerdo para abrir el proceso que culmine con la adhesión de Turquía a la Europa comunitaria, a falta de recibir garantías sobre un artículo que puede afectar a una eventual candidatura de Chipre a la OTAN.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha definido este proceso como "un enorme paso en la marcha histórica de Turquía". "El sentido común ha vencido. Las esperanzas por una paz global han sido reforzadas. La elección común parece tener como fin la armonía de las civilizaciones", ha declarado Erdogan, quien ha dado las gracias a los líderes europeos. El primer ministro ha añadido que en las negociaciones se han defendido "los principios turcos y los intereses nacionales".

La presidencia de turno y la Comisión Europea han preparado una declaración en la que se daría satisfacción a Turquía sobre esas preocupaciones, según fuentes diplomáticas. El artículo establece que Turquía, durante el período hasta su adhesión, tendrá que alinear sus políticas con las de la UE, especialmente en organizaciones internacionales, incluyendo la pertenencia de los Estados miembros a organizaciones internacionales. Ese artículo ha sido interpretado en Turquía como un intento de presión para que renuncie a vetar una posible solicitud de entrada de Chipre en la OTAN.

Reuniones contrarreloj

Hoy ha sido una jornada de reuniones maratonianas para atraer a Austria, que amenazaba con el veto, y Chipre hacia el consenso. Ante la dificultad de lograr el acuerdo, la presidencia británica decidía a mediodia aplazar unas horas la decisión final. Y es que las posturas de Austria y Turquía parecian en principio irreconciliables. Austria insistía en que la negociación debería finalizar con la rúbrica de un acuerdo de "asociación privilegiada" y no con la integración, y el Ejecutivo turco rechazaba cualquier tipo de enmienda al marco de negociación que supusiera algo distinto a la adhesión de Turquía a la Unión Europa. La representante austriaca en el Consejo de Ministros, Ursula Plassnik, mantuvo el veto hasta bien entrada la noche de ayer. Finalmente esta tarde ha desistido.

La apertura de negociaciones para el acceso de Turquía a la Unión Europea fue acordada formalmente en el Consejo Europeo de diciembre de 2004 y ratificada en el Consejo del pasado mes de junio. El marco de negociación de la UE con Turquía es el más duro de los establecidos hasta ahora. Exige el acuerdo unánime de todos los países para la apertura y cierre de cada capítulo. Los aspectos financieros sólo se especificarán hasta que se hayan aprobado las perspectivas financieras, es decir los presupuestos, de la Unión Europea para después de 2014.

Lo más visto en...

Top 50