Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres atentados simultáneos dejan decenas de muertos y heridos al norte de Bagdad

Cinco soldados de EE UU fallecen en Ramadi tras la explosión de una bomba

Tres terroristas suicidas han hecho estallar esta tarde sendos coches bomba casi simultánemante en Balad, una ciudad de mayoría chií y fuerte presencia suní situada 80 kilómetros al norte de Bagdad. El brutal ataque ha dejado decenas de muertos y heridos. Según un primer balance ofrecido por la agencia Reuters, que citaba fuentes policiales y hospitalarias, había más de 50 los muertos y un centenar los heridos. Posteriormente, ha aumentado la cifra de fallecidos a más de 60. Por su parte, AFP ha elevado la cifra a 85 muertos y 110 heridos.

De momento, se desconoce el número real de muertos, ya que otras agencias como Efe, que cita fuentes médicas y del Ministerio iraquí del Interior, hablan de 62 víctimas mortales y de unos 80 heridos. "La mayoría de las víctimas son civiles y los cadáveres están destrozados o calcinados", ha señalado a esta agencia el director del Hospital General de Balad, Qasem Abud, que ha añadido que entre los heridos se encuentra el director de la policía de la ciudad, coronel Qazm Husein. Por su parte, la cadena Al Yazira informa de "decenas de muertos y heridos" sin cuantificar. En todo caso, el número de fallecidos aún pude aumentar en las próximas horas debido a la gravedad de las heridas que presentan numerosas víctimas. El ataque se ha producido sobre las 16.30 hora peninsular española.

El primer y el segundo coche bomba han explotado, en un espacio de 10 minutos, en la calle Al Masraf, en pleno centro de la localidad. Cerca del primer coche bomba había un banco, mientras que el segundo objetivo era una comisaría de policía. La calle Al Masraf está en un distrito predominantemente chií, que en esos momentos se encontraba abarrotado de gente. La segunda explosión ha sido la más cruenta, ya que el terrorista ha activado la carga cuando la gente se aproximaba para ver lo sucedido y para ayudar en el traslado de los heridos. El tercer ataque se ha producido unos 10 minutos más tarde en el barrio Bab el Suq, donde un kamikaze ha hecho saltar por los aires el vehículo que conducía. Como consecuencia de las violentas explosiones 25 coches han ardido completamente y decenas de pequeños comercios han quedado destruidos.

Siete iraquíes muertos en Bagdad

Balad se encuentra en la provincia iraquí de Salah Al Din, una de las áreas de predominio de los árabes suníes donde la insurgencia iraquí se refugia y comete acciones terroristas contra las fuerzas militares y la población civil. Ésta es la jornada más trágica desde el 14 de septiembre, cuando más de 150 personas murieron y otras 200

resultaron heridas tras la explosión de un coche bomba de Al Qaeda en un barrio chií de Bagdad. Por otro lado, al menos cinco soldados estadounidenses han muerto en la localidad iraquí de Ramadi, a 100 kilómetros al oeste de la capital, al explotar una bomba, según informa el mando central de EE UU en un comunicado.

Ramadi, la capital de la convulsa provincia de Al Anbar, de población mayoritariamente árabe suní, está considerada uno de los principales feudos de la resistencia contra las tropas de EE UU. Los uniformados pertenecían a la Segunda Brigada de Infantería de Marina del Ejército. El texto añade que las muertes se produjeron durante "operaciones de combate", sin dar más detalles sobre lo sucedido. Un total de 30 soldados han muerto en episodios violentos en Irak en los últimos cinco días. Estos fallecimientos elevan a 1.934 la cifra de soldados que han perdido la vida desde que comenzó la guerra de Irak en marzo de 2003.

Además, otros siete iraquíes han muerto y siete más han resultado heridos en diversas acciones violentas ocurridas entre anoche y esta mañana en Bagdad. Una de las víctimas mortales es el director general del Ministerio de Salud, Zuheir Mohamed Mahmud, tiroteado anoche cuando regresaba a su domicilio en el barrio de Al Dura, en el sur de la capital.