Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia del brasileño abatido en Londres pide la dimisión del jefe de Scotland Yard

"Quiero que Ian Blair se imagine cómo nos hemos sentido al tener que escuchar mentira tras mentira", dice el primo de Jean Charles de Menezes

La familia de Jean Charles de Menezes, el brasileño muerto por error a manos de un agente de paisano el pasado 22 de julio en Londres, ha pedido hoy la dimisión del jefe de Scotland Yard, Ian Blair, y que los implicados en su muerte sean castigados.

En una conferencia de prensa ofrecida a su llegad a la capital británica, Alessandro Pereira, primo de la víctima, ha exigido responsabilidades a Blair por las "continuas mentiras" de la policía británica e insistió en que los ejecutores de su pariente "deben ser llevados ante la justicia".

"Quiero que Ian Blair se imagine cómo nos hemos sentido al tener que escuchar mentira tras mentira desde que Jean Charles fue muerto de ocho tiros" en el metro de Londres, ha dicho. El primo de Menezes, un electricista de 27 años, recordó que la mayoría de acusaciones hechas en un principio por la Policía han resultado ser falsas, como que Jean Charles de Menezes actuó de manera sospechosa o que llevaba una cazadora abultada que podía haber ocultado una bomba.

"¿Por qué retrasó seis días la investigación? ¿Por qué se opuso a que la familia pidiera una segunda autopsia?", se pregunta. Esta semana la prensa británica difundió documentos filtrados de la Comisión Independiente de Investigación de Quejas a la Policía (IPCC, en sus siglas en inglés) que indican que De Menezes entró en la estación de Stockwell (sur de Londres) con un billete y se sentó tranquilamente en un vagón, donde fue reducido por un agente y otro le disparó ocho tiros a bocajarro.

La propia IPCC confirmó el jueves que el comisario se había "resistido" a la investigación, pero el organismo persistió en su empeño de esclarecer las circunstancias de la muerte del inocente, haciendo gala de su independencia.

Además, se espera que el lunes llegue una delegación del Ministerio de Justicia brasileño para supervisar el desarrollo de la investigación sobre la muerte del joven electricista, que ha causado una gran conmoción en país natal.