Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un suicida mata al menos a 21 personas al inmolarse en un centro de reclutamiento en Bagdad

Un grupo de pistoleros mata a los nueve miembros de una familia, en su mayoría mujeres y niños

Un terrorista suicida se ha inmolado en un centro de reclutamiento del ejército iraquí en Bagdad, matando al menos a 21 personas e hiriendo a otras 30, según han informado fuentes médicas y policiales. Al parecer, el suicida, que llevaba los explosivos adosados al cuerpo, los ha hecho estallar junto a los aspirantes a recluta en el antiguo aeropuerto de Muthana, al oeste de la capital iraquí.

Esa base aérea, utilizada ahora como centro de reclutamiento y cuartel del nuevo ejército iraquí, ha sido objetivo de atentados suicidas contra los aspirantes a entrar en el cuerpo en numerosas ocasiones. De nuevo hoy, el suicida ha logrado infiltrarse entre las colas de jóvenes en busca de un salario y ha volado su carga explosiva a una hora en que comienza la jornada laboral. El ataque ha sido reivindicado por la rama de Al Qaeda en Irak, dirigida por el terrorista jordano Abu Musab Al Zarqaui.

No ha sido el único acto violento en la capital este domingo. Según la policía, un grupo de hombres armados ha matado a tiros a los nueve miembros de una familia chií, incluyendo mujeres y niños, mientras dormían en su casa de Bagdad. El suceso se ha producido en un barrio chií de Baladiyat de la capital, por lo que las autoridades sospechan de un grupo insurgente suní. Los testigos estaban horrorizados por el crimen, en el que han sido asesinados la madre, dos de sus hijas y cuatro de los hijos, uno de ellos de tan sólo dos años de edad. Otros dos tenían alrededor de 10 años y estaban tumbados en sus colchones cuando los vecinos han recogido los cadáveres.

Los vecinos han asegurado que no han oído disparos durante la noche, por lo que especulaban que los asesinos podrían haber usado armas con silenciadores. Hussein Tarish, el cabeza de familia, que ha escapado del asesinato por encontrarse fuera de casa, ha culpado a un conocido grupo suní de la zona, asegurando que ya antes había cometido crímenes similares.

Además, tres civiles han muerto y otros 10 han resultado heridos en la ciudad petrolera de Kirkuk, al norte de Irak, al estallar delante de un edificio oficial un coche bomba conducido por un suicida. Finalmente, otros cuatro policías han muerto en otro atentado con coche bomba en Mosul, también en el Kurdistán iraquí, dirigido contra el convoy de un coronel de la policía.