Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

27 muertos y 40 heridos en un doble atentado contra un mercado en Indonesia

Las explosiones se producen en un clima de enfrentamiento entre cristianos y musulmanes en la región

Al menos 27 personas murieron y otras 40 han resultado heridas hoy a causa de la explosión de dos bombas en la ciudad de Tentena, en el este de la isla indonesia de Célebes, donde a menudo los musulmanes y cristianos libran enfrentamientos. Las dos explosiones se han producido con 15 minutos de diferencia en el mercado de abastos de la ciudad.

Los médicos del hospital general local indicaron que poco después de las dos explosiones, en el centro sanitario recibieron al menos 27 cadáveres y atendieron a unos 40 heridos, entre ellos dos policías. El jefe de la comisaría regional de policía, el general Arianto Sutadi, ha señalado que la segunda bomba fue de mayor potencia, y ha precisado que ambas, una de ellas colocada cerca de un puesto de vigilancia policial, contenían un material "altamente explosivo". "De momento desconocemos los motivos y quiénes han sido los autores, pero lo que está claro es que el objetivo de las bombas es alterar la situación en la región", apuntó el jefe de la policía.

Los líderes de las comunidades musulmana y cristiana firmaron a finales de 2001 en la ciudad de Poso, a unos 60 kilómetros al norte de Tentena, un acuerdo de paz que a menudo es incumplido por las dos partes. En enero, cuando de nuevo creció la tensión en la región, la policía se incautó de unas 60 bombas caseras en un registro en una vivienda de Poso, en cuyos alrededores hubo varios campos de entrenamiento de muyahidines destinados a engrosar las filas de la red terrorista internacional Al Qaeda, y del considerado su brazo en el Sudeste Asiático, la Yemaa Islamiya.

El Gobierno indonesio responsabiliza a la Yemaa Islamiya de la mayor parte de los atentados ocurridos en el país, incluido el perpetrado en la isla de Bali en octubre de 2002, meses después de que las autoridades españolas informarán a Indonesia sobre la existencia de campos de "muyahidines" en las islas Célebes.

Tentena, considerada un santuario por varios miles de cristianos que han abandonado sus aldeas para escapar de los ataques y enfrentamientos con los musulmanes, forma parte de la conflictiva región en la que la violencia sectaria causó al menos 2.000 muertos entre 1999 y 2001.

Aunque los seguidores del Islam representan más del 85% de la población de Indonesia, que asciende a unos 210 millones, en la región central de Célebes la comunidad cristiana y la musulmana son de similar tamaño. A principios de mayo, la policía indonesia detuvo en Poso a tres extremistas musulmanes relacionados con el reciente atentado con bomba perpetrado contra las oficinas de una organización no gubernamental de ayuda humanitaria.

Los dos atentados en Tentena se produjeron la misma semana en la que los gobiernos de Estados Unidos y Australia advirtieron sobre el aumento de la amenaza terrorista en Indonesia, lo que llevó a la embajada estadounidense en Yakarta a cerrar temporalmente los cuatro consulados que tiene en el archipiélago. Tras las explosiones, el director general de la Policía, el general Dai Bachtiar, que estaba de visita oficial en la región meridional de Célebes, se desplazó hasta Tentena, a unos 1.600 kilómetros al noreste de Yakarta, la capital.