Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El parlamento francés da luz verde al referéndum de la Constitución europea

Los diputados y los senadores aprueban una revisión constitucional en una sesión conjunta

Las dos cámaras del Parlamento francés, reunidas en Versalles, ha adoptado definitivamente una revisión, la 18ª, de la Constitución francesa, abriendo así la vía al referéndum sobre el tratado que establece una Constitución europea. La revisión, en la que se ha implicado personalmente el presidente francés, Jacques Chirac, ha sido aprobada con el voto favorable de 730 diputados y senadores, muy por encima de los tres quintos necesarios, mientras que 66 han votado en contra y se han abstenido 96.

El presidente tiene así la vía libre para anunciar la fecha en la que se celebrará el referéndum sobre la Constitución europea. El objetivo de la reforma es adaptar el título XV de la Carta francesa, que data de 1958, al tratado europeo. Así, el nuevo texto prevé que las futuras adhesiones a la UE serán sometidas a referéndum, exceptuando las próximas incorporaciones de Rumanía, Bulgaria y Croacia. Sí en cambio afecta a la incorporación de Turquía, que ha generado una viva polémica en Francia y ha dividido a las dos principales formaciones políticas, el gobernante UMP y el Partido Socialista.

"Esta revisión constitucional es la consecuencia de una evolución fundamental y positiva de la organización europea: Europa se hace más política, es decir, más democrática, y el modelo francés es mejor comprendido en la UE", ha argumentado el primer ministro, Jean Pierre Raffarin, en la apertura del cónclave.

"El proyecto de revisión constitucional da un poder esencial al pueblo francés, el de decidir sobre las futuras adhesiones a la UE. Algo que en la Europa política marca una etapa importante"", ha dicho Raffarin. "Esta disposición nos permitirá responder, sin miedo ni crispación, a la gestión del Gobierno turco", ha dicho el primer ministro a propósito de la adhesión de Turquía a la UE, que en teoría Chirac apoya pero que suscita muchos recelos entre los franceses.

Una vez aprobada esta revisión, Chirac se reunirá, en los próximos días, con los líderes de los principales partidos franceses para consensuar la fecha en que debe celebrarse el referéndum y para definir la organización de la campaña. Las fechas que se manejan apuntan sobre todo al mes de mayo. Chirac quiere que quede fijada la fecha cuanto antes para poder iniciar la campaña.

El referéndum para la ratificación del tratado es en Francia constituye un problema para Chirac, ya que se adivina un resultado incierto. La oposición a la entrada de Turquía en la UE es un problema añadido al que se enfrenta el Gobierno de Chirac, ya que podría influir en el resultado. De momento, el 'sí' sigue siendo mayoritario, pero el 'no' ha ido subiendo en las últimas semanas, de ahí las prisas de los partidarios del Tratado para que empiece cuanto antes la campaña. En todo caso, Chirac no quiere dar la impresión de una campaña precipitada.