Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU y Japón expresan su "profunda inquietud" por el programa nuclear norcoreano

Washington y Tokio instan a Pyongyang a retomar las conversaciones a seis

Los Gobiernos de EEUU y Japón han expresado hoy su "profunda inquietud" por el programa nuclear de Corea del Norte, que la semana pasada reconoció que tiene armas nucleares, y han instado a Pyongyang a regresar a las negociaciones multilaterales sobre el desmantelamiento de su programa nuclear, por la seguridad del noreste asiático. Al tiempo que reconocía poseer un arsenal nuclear, Corea anunció que se retiraba de las conversaciones a seis -con EE UU, China, Japón, Rusia y Corea del Sur. Además, hoy ha rechazado también que las conversaciones sean sólo con Washington.

La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, y el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, han analizado hoy en Washington con sus respectivos colegas japoneses, Nobutaka Machimura y Yoshinori Ono, temas de seguridad en la zona, en espacial el desarme norcoreano, y la preocupación sobre el poderío militar de China. Tras la reunión, ambos Gobiernos han emitido un comunicado en el que dicen que "el secretario de Estado americano y el ministro japonés de Exteriores han expresado claramente sus profundas inquietudes sobre la declaración del ministerio de Exteriores de Corea del Norte", en el que reconocía tener armas nucleares. Sigue la nota diciendo que "los ministros [estadounidense y japonés] coinciden en que la declaración de Corea del Norte no hace sino asilarla de la comunidad internacional y va en contra de los esfuerzos desplegados por las partes que intentan arreglar de manera pacífica la crisis nuclear en el cuadro de las conversaciones a seis".

Tras una reunión del llamado Comité Consultivo de Seguridad Japón-EEUU pero más conocido como "dos a dos", Rice ha declarado que la actitud demostrada por el Gobierno de Pyongyang y su negativa de regresar a las negociaciones multilaterales sólo provocarán "su propio aislamiento".

Sin embargo, Corea del Norte no parece dispuesta a que nadie se inmiscuya en su programa nuclear. Pese a que ya se han mantenido tres rondas de conversaciones desde agosto de 2003, el pasado día 10, el régimen de Pyongyang anunció que ha "fabricado armas nucleares para defendernos y abordar la cada vez menos disimulada política del Gobierno de Bush de aislar y asfixiar a Corea del Norte". Además de este anuncio, un comunicado de Exteriores dejaba claro que Corea del Norte rechazaba la vuelta a la mesa de negociaciones sobre su programa nuclear.

Se especuló entonces con reducir las conversaciones a Pyongyang y Washington, posibilidad que Corea del Norte descarta igualmente debido a la política "hostil" de EE UU. Así lo ha confirmado hoy un el portavoz oficial citado por la agencia china Xinhua.