Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumenta a 186 el número de muertos por el incendio de una discoteca en Buenos Aires

La policía argentina detiene a Omar Chabán, uno de los dueños del local.- Dimite el secretario de Justicia y Seguridad Urbana del Gobierno porteño

La cifra de fallecidos en el terrible incendio ocurrido el jueves en una sala de conciertos de Buenos Aires ha ascendido a 186. Así lo ha confirmado esta noche la Policía Federal de la capital argentina. Todo apunta además a que el balance final de muertos, la mayoría jóvenes, aumentará, ya que al menos 97 personas permanecen internadas "en estado crítico" en los hospitales porteños, bonaerenses y en institutos privados, según ha explicado Julio Salinas, director de los Servicios Médicos.

Salinas ha precisado que 45 pacientes están ingresados en hospitales correspondientes al gobierno porteño, en tanto que 39 fueron internados en instituto privados y once en centros asistenciales de la provincia de Buenos Aires. El funcionario de los Servicios Médicos ha informado que, en total, 281 personas permanecen internadas a casi dos días de la tragedia.

También ha destacado que todos los pacientes están identificados. La última fue una niña que está internada en el Hospital Ricardo Gutiérrez y que se llama Solange Milagros Bordón. La madre de la pequeña murió en la discoteca donde se celebraba el concierto, en tanto que su padre está internado en grave estado en el Hospital Alemán, en Buenos Aires, ha explicado Salinas.

La primera reacción política ha sido la dimisión del secretario de Justicia y Seguridad Urbana del Gobierno porteño, Juan Carlos López. "Cuando hay una tragedia de esta magnitud alguien tiene que asumir sus responsabilidades y dar un paso al costado", ha afirmado López, quien ha resaltado que "lo que hace más imbécil todo esto" es que el local poseía "una salida de emergencia que era un portón para camiones".

El gerente huyó

Por otro lado, la policía argentina detuvo anoche a Omar Chabán, gerente y uno de los dueños de la discoteca siniestrada. El empresario, propietario de otros locales de baile que han servido de lanzamiento de grupos de rock, no ofreció resistencia cuando agentes federales llegaron a una de sus oficinas con la orden de arresto.

Los guardias de la discoteca y el propio Chabán huyeron cuando comenzó el incendio. Chabán había sido actor y regentaba sitios a los que llamaba "espacios artísticos paraculturales". En los años ochenta logró cierta fama con Cemento, una de las primeras discotecas que ofrecía recitales y performances de grupos de teatro y danza, y que fue inhabilitado en su momento porque no reunía los requisitos de seguridad necesarios.

El empresario permanece en una celda a la espera de la declaración indagatoria que la juez le tomará hoy. Se le acusa de ser el responsable de un incendio seguido de muerte, un delito por el que en principio podría ser condenado a una pena de entre 8 y 20 años de prisión, sin contar las sentencias por otras causas concurrentes.

Kirchner, en silencio

"El presidente está muy compungido y apenado por la tragedia". Esa frase, difundida a través de su portavoz, Miguel Núñez, ha sido hasta ahora la única reacción del presidente argentino, Néstor Kirchner, a la tragedia.

El argumento esgrimido por el Ejecutivo para explicar su frialdad ante el siniestro más grave de la historia argentina es que "había que respetar el dolor y despejar cualquier sospecha de cálculo político". Sin embargo, muchos ciudadanos y, en particular, los familiares de las víctima han protestado por la falta de implicación del presidente en la catástrofe.

Más información