Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 24 muertos en un atentado contra una base militar de Estados Unidos en Mosul

Un número indeterminado de cohetes y morteros han impactado contra el comedor de la instalación a mediodía.- 19 de las víctimas eran soldados norteamericanos

Al menos 24 personas han muerto —de ellos 19 eran soldados norteamericanos— y otras 60 han resultado heridas hoy en un atentado perpetrado contra una base militar estadounidense en la ciudad iraquí de Mosul, según el último balance ofrecido esta tarde (hora española) por fuentes militares del Pentágono. El ataque ha sido reivindicado en su página de Internet por el grupo Ansar al Sunna, vinculado a la red terrorista Al Qaeda.

El general estadounidense Carter Ham, jefe en la región de Mosul de la coalición liderada por Estados Unidos, no ha querido aventurar cuántas de las víctimas son estadounidenses: "Entre los muertos se incluye personal militar estadounidense, contratistas estadounidenses, contratistas extranjeros y del Ejército iraquí", se ha limitado a decir. "Es realmente un día muy, muy triste", ha lamentado.

Un militar que ha pedido el anonimato ha declarado a la agencia Reuters que "no se ha tratado de un coche bomba" sino de "un número desconocido de impactos de cohetes y morteros". Los proyectiles, tres según la cadena Fox News, impactaron en el comedor de la instalación al mediodía (diez de la mañana en España), cuando ese lugar se encuentraba repleto de personas. Un portavoz militar en Mosul, Joseph Sánchez, ha señalado a la cadena Al Arabiya que la cifra de bajas es notable, "sobre todo entre las tropas iraquíes".

Mosul es la tercera ciudad en población de Irak. Se encuentra a 390 kilómetros al norte de Bagdad, y desde la caída del ex presidente Sadam Husein ha sido un feudo de la resistencia contra la ocupación estadounidense. Desde la operación militar a gran escala de las tropas norteamericanas en Faluya, los insurgentes han trasladado el foco de hostigamiento a Mosul, recorrida además por tensiones étnicas entre árabes y kurdos.

El pasado viernes, un grupo de hombres armados tiroteó a plena luz del día un vehículo en esta ciudad iraquí y mató a los tres guardias de seguridad turcos que viajaban en el coche, así como a su conductor iraquí. Los cuerpos fueron abandonados en mitad de la calle, uno de ellos decapitado. El 4 de diciembre, un terrorista suicida empotró su coche contra un autobús en el que viajaban milicianos iraquíes kurdos del partido Unión Patriótica del Kurdistán, causando siete muertos.

La Casa Blanca ha responsabilizado a "los enemigos de la libertad" del atentado contra el campamento militar de Mosul. "A medida que avanzamos ayudando al pueblo iraquí en la construcción de un futuro libre y democrático, los enemigos de la libertad buscan descarrilar esa transición", ha afirmado el portavoz presidencial, Scott McClellan. "Es importante que sigamos persiguiendo a los leales de Sadam (Husein) y los terroristas que buscan un retorno al pasado", ha añadido el portavoz.