Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OFENSIVA TERRORISTA CHECHENA | Asalto a un colegio

Más de 200 muertos en el asalto policial a la escuela tomada por terroristas chechenos

En el colegio había 1.200 personas, de las que al menos la mitad han resultado heridas.- La policía ha abatido a 27 secuestradores

Unidades de combate del Ejército ruso han asaltado poco después de la una de la tarde —dos horas menos en España— el colegio de Osetia del Norte en el que un comando de terrorista checheno mantenía secuestradas a centenares de personas desde la mañana del miércoles. Más de 700 rehenes han resultado heridos, y más de 200 pueden haber muerto, según el ministerio de Sanidad. Un asesor del Kremlin, Aslambek Aslakhanov, ha cifrado en 1.200 el número de personas retenidas.

La cifra de personas secuestradas: El comando terrorista irrumpió en la Escuela Número Uno —de enseñanza primaria y secundaria— de Beslán, en la república rusa de Osetia del Norte, cuando se celebraba el inicio del curso escolar, una ceremonia a la que habían acudido los padres de los alumnos junto con otros familiares e incluso bebés. Hasta el momento las autoridades rusas no han precisado de forma oficial la cifra exacta de personas que se encontraba en el recinto en el momento del ataque terrorista, aunque parece oscilar entre las 300 y el más de un millar. En el colegio estudian 895 niños, con 59 profesores y un número indeterminado de personal administrativo.

La prensa rusa ha recogido hoy las declaraciones de algunos de los 26 liberados ayer por el comando terrorista, que han elevado la cifra de 300 secuestrados proporcionada por fuentes oficiales: "¡Cómo se le ocurre! ¡Se han vuelto locos! ¡Somos 1.020 personas!", señalaba desesperada una mujer liberada al diario Gazeta. "En la televisión dicen que hay 350 rehenes: no es verdad. Hay al menos 1.500 personas en el colegio", dijo una profesora liberada con su hija de tres años al periódico Izvestia. Esta mañana, el jefe del Gobierno de la república, Alexandre Dzassokhov, ha reconocido que había secuestradas al menos medio millar de personas. La última cifra con barniz oficial ha sido la de 1.200 proporcionada por Aslambek Aslakhanov.

El asalto de las tropas rusas: El presidente ruso, Vladímir Putin, había asegurado ayer que lo principal era tratar de salvar la vida y la integridad de los rehenes. Por su parte, el jefe del Servicio Federal de Seguridad de Osetia del Norte, Valeri Andréiev, señaló: "No hay alternativa al diálogo. Debemos esperar un largo y tenso proceso de conversaciones". Las autoridades rusas lograron reestablecer las negociaciones con los terroristas esta mañana, tras intentarlo sin éxito durante toda la noche, y llegaron a un acuerdo para desalojar del edificio los cadáveres de aquellos que murieron durante el ataque del miércoles.

Según las primeras versiones, aún sin confirmar oficialmente, las tropas rusas iniciaron el asalto aprovechando ese momento. Sin embargo, otras fuentes indican que el ataque se produjo tras lograr escapar un grupo de rehenes, unos 30, a los que los secuestradores dispararon en su huida. En cualquier caso, según ha señalado un oficial de las fuerzas de seguridad rusas, Valery Andreyev, el asalto no estaba planeado, puesto que las autoridades tenían la intención, según ha dicho, de seguir negociando.

En el exterior, donde se arremolinaban decenas de padres, familiares, periodistas y vecinos del lugar, se escucharon entonces dos fuertes explosiones, y luego ráfagas de disparos. Comenzaron entonces a salir del colegio, huyendo de los secuestradores, mujeres y niños semidesnudos y extenuados. Entre tanto, en el interior del recinto las tropas rusas proseguían el asalto, mientras los terroristas, o al menos algunos de ellos, emprendían también la huida, disparando indiscriminadamente contra los rehenes y los soldados rusos. Una tercera explosión derribó poco después parte del techo del colegio, al parecer al detonar uno de los terroristas parte de los explosivos con los que habían minado el recinto.

Cuatro horas después del asalto de las tropas rusas, la agencia Interfax señalaba que los soldados habían acabado con todos los terroristas que lograron huir. "El combate ha terminado y sólo se escuchan disparos aislados", ha indicado uno de sus corresponsales en la zona. Según esta fuente, el Ejército ruso ha usado en el ataque armamento pesado e incluso tanques. Un equipo de zapadores revisa ahora el colegio para desactivar las minas y bombas sembradas por los terroristas. A última hora de la tarde se han escuchado fuertes explosiones, probablemente causadas por estos militares.

Las víctimas: En el momento del asalto, los alrededores del colegio se han convertido en un torbellino de dolor y confusión. Los rehenes que han podido escapar salían corriendo semidesnudos; las fuerzas de seguridad entraban en el edificio y salían con niños en sus brazos, y pronto el césped que rodea la escuela se ha llenado de heridos, camillas y mantas blancas cubriendo cadáveres.

La agencia rusa Interfax ha informado de que 646 personas han resultado heridas, de las que 227 son niños. Asimismo, fuentes oficiales sin identificar afirmaban en un primer momento que la mayoría de los rehenes había sobrevivido y permanecía dentro del colegio. La primera cifra de muertos proporcionada por los periodistas en la zona fue de cinco personas, a los que había que sumar los 16 que fallecieron el miércoles en el asalto o más adelante a consecuencia de las heridas recibidas en él.

Sin embargo, poco después el corresponsal de la televisión británica ITV apuntaba que en el gimnasio del colegio, donde supuestamente juntaron los secuestradores a sus víctimas para controlarles mejor, había hasta un centenar de cadáveres. Según pudo contemplar con sus ojos, los cuerpos se amontonaban en el suelo; el periodista señalaba que las cargas explosivas dispuestas allí por los terroristas habían estallado. Esa información ha sido refrendada luego por la agencia Interfax. Sin embargo, una fuente oficial ha señalado a las siete y media de la tarde —hora local— que en el asalto han muerto 60 personas, y otras 400 han sido liberadas. Poco después, Aslambek Aslakhanov elevaba la cifra de posibles víctimas a "muchas más de 150".

Los terroristas: Tras el asalto de las tropas rusas, los terroristas se han dividido en tres grupos; mientras unos cuantos se quedaban en la escuela cubriendo con sus disparos a sus compañeros, otros, la mayoría, se han abierto paso a punta de fusil entre la muchedumbre que rodeaba la escuela, con la intención de huir de la zona. Además, un tercer grupo se ha dispersado entre esa multitud, según han informado fuentes militares rusas.

Varios de los terroristas huido se han han refugiado en un edificio de apartamentos próximo, que ha sido atacado por las fuerzas de seguridad con armas pesadas. Según la agencia de noticias France Presse, los cristales de este edificio han estallado y de él han salido varios civiles. También se ha informado de que dos mujeres, miembros del comando terrorista, vestidas de blanco, han escapado por las calles del pueblo.

En cualquier caso, la versión oficial indica que al menos 27 terroristas han sido aniquilados; de ellos, diez eran de origen árabe; tres de ellos han sido capturados con vida. Según ha informado la agencia oficial Itar a las siete de la tarde —hora local—, el líder de los terroristas y dos de los suyos estaban atrincherados en el sótano del colegio, desde donde seguían disparando a las fuerzas de seguridad. Al parecer retenían a varios rehenes. Una hora después sólo se informa de la presencia de un secuestrador, "probablemente" el último con vida, que planta cara a los militares rusos. Los servicios de seguridad rusa han señalado a las diez de la noche que "todos los secuestradores" han sido "liquidados".

Tampoco está claro en cualquier caso cuantas personas integraban el comando terrorista. Según fuentes oficiales, eran entre 35 y 40 personas, mujeres y hombres de las repúblicas rusas de Chechenia, Ingusheta y Osetia del Norte, vestidos de negro, encapuchados y armados has los dientes.