Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumenta la presión internacional sobre Sudán

El congreso de EE UU califica la situación como "genocidio"

Washington / Nueva York

El Congreso de Estados Unidos (EE UU) aprobó ayer una resolución en la que llama "genocidio" a las atrocidades cometidas contra la población civil en Darfour (al oeste de Sudán), y ha pedido al Gobierno estadounidense que actúe urgentemente en solitario o en coalición. Otra iniciativa de EE UU consiste en la presentación de una propuesta en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para amenazar a Sudán con sanciones en caso de que no tome medidas para frenar "la masacre".

En la resolución aprobada en la Cámara Baja de los EE UU por 422 votos a favor y ninguno en contra, los congresistas afirman que 30.000 personas han sido "brutalmente asesinadas" en Darfur, mientras que otras 130.000 han tenido que refugiarse en el vecino Chad. Los congresistas demandan a la administración de George W. Bush, presidente de EE UU, que llame a los episodios de violencia que están teniendo lugar en el país africano "por su nombre: genocidio" y a tomar la iniciativa en a una acción internacional que le ponga término.

Posible resolución en el Consejo de Seguridad

El proyecto de resolución del Consejo de Seguridad, propuesto por Washington, exige al Gobierno sudanés que arreste y juzgue a los jefes de las milicias árabes jawawid, principales acusados como autores de las atrocidades cometidas contra la población local de Darfur, de raza negra. El secretario general de las Naciones Unidas, que ayer se reunía con Colin Powell, jefe de la diplomacia estadounidense, aseguró que es "muy probable" que esta resolución se llegue a adoptar.

Tras una visita la visita de Annan a Sudán a comienzos de julio, el Gobierno se comprometió a castigar a los responsables de las atrocidades, a desarmar a las milicias y a dejar a las organizaciones humanitarias circular libremente por la región y permitir la entrada de observadores de la Unión de Estado Africanos.

Según Collin Powell, quien también visitó Sudán hace unas semanas, se ha constantado "algún progreso modesto en materia de acceso" a la zona del conflicto. Sin embargo, aseguró estar "defraudado por la situación en el terreno de la seguridad".

El número total de refugiados a causa de las acciones de estas milicias es de un millón de personas. El conflicto se inició en febrero de 2003 cuando la población local se reveló contra el gobierno de Jartum (de etnia árabe), y se inició una brutal represión por parte de las milicias progubernamentales "jawawid".

Amnistía Internacional denucia que España vendió armas a Sudán en 2003

Amnistía Internacional y Greenpeace denunciaron hoy que España "violó" el Código de conducta de la UE al exportar armas y munición a Sudán por valor de 8.000 euros en 2003, por lo que pidieron al Ejecutivo español "una mayor responsabilidad" en su política de armamento y que cumpla la normativa europea.

Además, ambas organizaciones consideraron, en un comunicado, que parte de las exportaciones efectuadas durante los años 2003 y principios de 2004 suponen "una vulneración" del embargo que la Unión Europea ha impuesto a Sudán desde 1994 y que fue renovado el pasado mes de enero ante la guerra civil que atraviesa este país.

Lamentaron "especialmente" que España exportara a Sudán tanto armas como munición por un valor de 8.000 euros, cifra que, según las organizaciones, consta en los registros de la Agencia Tributaria española, porque esta actuación supone una "violación" del Código de conducta de la UE, así como del embargo que la UE impuso a Sudán.

Más información