Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK

El ministro iraquí de Derechos Humanos presenta su dimisión

Ayer abandonó su cargo el ministro del Interior y hoy también lo ha hecho un miembro chií del Gobierno transitorio

Tres dimisiones en dos días. Ayer, el ministro del Interior iraquí, el chií Nuri Badran, renunció a su cargo. Hoy le ha seguido los pasos el titular de Derechos Humanos, Abdel Bassat Turki. Además, uno de los miembros chiíes del Gobierno transitorio, Abdel Karim al Mohammadaui, ha anunciado que suspende su participación en esta institución después de entrevistarse con el líder radical Al Sader.

La renuncia de Badran llegó después de que el jefe de la Administración Civil de Irak, el estadounidense Paul Bremer, se mostrara en contra de tener dos ministros chiíes, uno en Interior y otro en Defensa (Alí Abdelamir Alaui).

En el caso del ministro iraquí de Derechos Humanos, Abdel Bassat Turki, no ha habido explicaciones sobre los motivos que han provocado su renuncia. La noticia de la dimisión la ha ofrecido el portavoz de Paul Bremer, Dan Senor.

"Suspendo mi participación en el Consejo de Gobierno y no volveré porque hemos fallado al pueblo iraquí ante lo que pasó", ha declarado el miembro chií del Ejecutivo iraquí, Abdel Karim al Mohammadaui, en un comunicado. "Llamo a todos a entablar un diálogo constructivo con vistas a solucionar la crisis por medios pacíficos y lograr una solución que satisfaga al pueblo iraquí", continúa al referirse a los sangrientos combates entre milicianos de Moqtada Sadr y fuerzas de la coalición.

Las dimisiones se producen en medio de numerosas protestas por las operaciones militares de la coalición dirigida por los estadounidenses contra los insurgentes suníes y chiíes, en las que han muerto cientos de iraquíes desde el pasado domingo.