Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Köhler deja el FMI para optar a la presidencia federal de Alemania

Poco después, Schröder sorprendía con el anuncio de que su candidata será Gesine Schwan, presidenta de la Universidad Viadrina

Alemania tiene desde hoy dos candidatos a asumir a partir de mayo la presidencia federal de Alemania, hasta ahora en manos de Johannes Rau: el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Horst Köhler, que se perfila ya como posible ganador, y la presidenta de la Universidad Viadrina, Gesine Schwan.

Horst Köhler, ha anunciado hoy que abandona sus funciones en el FMI de forma inmediata. Miembro de la Unión Cristianodemócrata Alemana (CDU) desde 1981, es un político con una carrera fulgurante al que siempre, de algún modo, ha precedido su fama.

Su designación a la sucesión del presidente alemán Johannes Rau se producía tras largas negociaciones entre cristianodemócratas y liberales (FPD), mayoritarios en la Asamblea Federal que elegirá a finales de mayo entre Köhler y la hasta ahora profesora Gesine Schwan, de 60 años.

Quien hasta ahora ha estado al frente de la Universidad Viadrina, en la frontera con Polonia, es la candidata de la coalición de socialdemócratas y verdes del canciller, Gerhard Schröder, de cara a las elecciones de mayo, pero todo apunta a que llegará sin posibilidades reales de éxito.

Dos candidatos inesperados

Tan caótica fue la elección de Köhler como inesperada la de su rival en breve, dado que Schwan no figuraba en ninguna de las quinielas que circulaban desde que Johannes Rau anunciara hace meses que no aspiraba a su reelección.

Köhler no era el candidato de ninguno de los tres partidos, sino sólo el resultado de un compromiso con carácter estratégico, como reconoció el líder bávaro, Edmund Stoiber, quien había defendido la candidatura del ex jefe de los conservadores Wolfgang Schaeuble hasta el último momento.

En una rueda de prensa conjunta con la presidenta de la CDU, Angela Merkel, y el dirigente liberal, Guido Westerwelle, el presidente de la Unión Socialcristiana (CSU) aseguró que el principal mensaje de esta designación, además de proponer a una persona con "cualidades excelentes", es lanzar una señal estratégica de cara a las elecciones legislativas de 2006.

En la sede en Washington del organismo que ha presidido desde el 1 de mayo de 2000, Köhler aseguró sentirse "profundamente honrado" por la candidatura para el cargo. "Conforme a las reglas del FMI", explicó, presentará su dimisión de forma inmediata, interrumpiendo un mandato que debía durar cinco años. Su segunda Anne Kruger, ocupará su puesto de forma interina, precisó.