Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El rey de Marruecos visita la zona afectada por el terremoto cinco días después

La zona más castigada por el seísmo registra una inusitada actividad de limpieza ante la llegada de Mohamed VI

Cinco días después del terremoto que asoló el norte de Marruecos y se cobró la vida de más de 500 personas, el rey Mohamed VI ha visitado la zona afectada. El monarca alahuí ha comenzado su visita por la ciudad de Alhucemas, e medio de un clima de descontento generalizado por la desorganización en el reparto de las ayudas.

Después de aterrizar en el aeropuerto de Alhucemas procedente de Tánger -adonde se había desplazado tras el seísmo para coordinar las labores de rescate y atención a los alrededor de 30.000 damnificados- Mohamed VI ha acudido al hospital Mohamed V para interesarse por el estado de los heridos. Su propósito es permanecer varios días en el lugar e instalarse en un campamento.

Antes de que llegara el monarca, trabajadores de las zonas afectadas se afanaban por minimizar un tanto los efectos de la tragedia ante la visita del Rey. El campamento instalado a las afueras de Imzurem (Marruecos) para albergar a los damnificados de la zona más castigada por el seísmo se preparaban hoy para la visita de Mohamed VI. Han pasado ya cinco días desde el temblor que dañó un área superior a los mil kilómetros cuadrados al sur de Alhucemas. Pero ha sido tras el anuncio de la visita real -pospuesta en varias ocasiones- cuando los afectados ven mejorar su situación. La zona, plagada de tiendas de campañas del Ejercito marroquí y de protección civil, ha visto hoy, desde primera hora, una inusitada actividad de limpieza, desinfección e incluso pintura.

Antes no se ocuparon tanto

"Sabíamos que esto iba a mejorar si nos visitaba el Rey", comentó uno de los damnificados, que no quiso revelar su identidad, y que recuerda como "cuando más lo necesitábamos, nada más ocurrir el terremoto, no se ocuparon tanto de nosotros".

Aunque oficialmente no se ha confirmado que Mohamed VI vaya a acudir a este campamento, todos sus habitantes creen que las mejoras que se realizan, el fuerte despliegue de la gendarmería y la instalación de vallas, son preludio de la visita.

También la Media Luna Roja ha dispuesto tiendas de campaña medicalizadas para atención primaria y las condiciones de salubridad han mejorado notablemente.