Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo parlamentario de la CDU expulsa al diputado Hohmann por su discurso antisemita

"La decisión era políticamente necesaria", señala la presidenta de la CDU, Angela Merkel

El grupo parlamentario conservador alemán CDU-CSU ha aprobado hoy por 195 votos a favor, 28 en contra y 16 abstenciones la expulsión del diputado Martin Hohmann a raíz de unas declaraciones antisemitas. Hohmann pronunció un discurso contra en pueblo judío durante el Día de la Unidad alemana, celebrado el pasado 3 de octubre, que ha generado una fuerte tormenta política en Alemania e Israel.

Así, una clara mayoría de 195 diputados del total de 244 presentes -han estado ausentes por enfermedad cuatro diputados- se han pronunciado a favor de la exclusión del grupo de Hohmann que, sin embargo, sigue siendo miembro del partido, mientras que 28 diputados han votado en contra y 16 se han abstenido. Era necesaria una mayoría de dos tercios, 166 votos, para sacar adelante la medida. "Es un resultado claro", se ha felicitado la presidenta de la Unión Cristiano-Demócrata (CDU), Angela Merkel.

"La decisión era políticamente necesaria", ha añadido Merkel, quien impulsó el proceso de expulsión del grupo conservador y también del partido de Hohmann. Se trata de la primera vez que se produce la expulsión de un diputado en los 50 años de historia del grupo parlamentario de la CDU y de su ala bávara, la Unión Socialcristiana (CSU). Sin embargo, el número de votos en contra y abstenciones ha sido más alto del que se esperaba, cuestión que Merkel atribuye a que a muchos correligionarios les resultaba "humanamente difícil" votar contra Hohmann.

Un día "duro para todos"

"Ha sido un día duro para todos", ha reconocido Merkel, mientras que el vicepresidentedel grupo parlamentario, Wolfgang Bosbach, ha considerado que es un "craso desatino" interpretar que esos votos en contra implican "comprensión" hacia las declaraciones antisemitas. Bosbach ha añadido que la votación ha sido una medida extrema, ya que Hohmann, "por desgracia", no había mostrado disposición a irse voluntariamente.

Hohmann, en su discurso titulado Justicia para Alemania, había considerado que se puede calificar a "los judíos de pueblo de culpables" de los crímenes bolcheviques ya que, según argumentó, durante la Revolución Rusa, "un gran número de judíos", tanto a nivel dirigente como de la policía política, "estaban en activo". Dado a conocer cuatro semanas después por los medios, este discurso pronunciado en su circunscripción de Neuhof (Hesse, en el centro del país) suscitó una gran polémica y provocó el cese fulminante del general Reinhard Günzel, comandante de las Fuerzas Especiales del Ejército alemán (KSK), que envió una carta de apoyo a Hohmann.

En las filas conservadoras ha habido abundantes disensiones a la línea de Merkel. En este sentido, simpatizantes de Hohmann publican hoy en varios diarios regionales anuncios bajo la rúbrica Solidaridad crítica con Martin Hohmann en los que manifiestan su apoyo al diputado.