Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La detención de un niño de 12 años por el asesinato de otro de cuatro conmociona Japón

La Polícia cree que el menor está implicado en otros casos de abuso a niños

La Policía de Nagasaki interroga hoy a un niño de 12 años por el secuestro y asesinato la semana pasada de otro niño, de cuatro años de edad. El escolar detenido ha confesado que empujó al pequeño Shun desde el tejado del aparcamiento de un centro comercial. La sociedad japonesa está consternada y exige el endurecimiento de las penas para menores.

"Quiero decirles a los padres de Shun que lo siento, que me arrepiento de lo que hice", dijo el presunto homicida durante el interrogatorio. La Policía cree que el menor está implicado en otros casos recientes de abusos a niños.

El pasado 2 de julio se encontró el cadáver desnudo y ensangrentado del pequeño Shun Tanemoto junto a un aparcamiento situado a unos cuatro kilómetros de la tienda en la que desapareció. La policía identificó al presunto asesino a través de las imágenes grabadas por una cámara de seguridad cercana al aparcamiento. El video muestra al niño de doce años llevándo de la mano a Shun, según informaron los medios japoneses.

El padre de la víctima,Tsuyoshi Tanemoto, de treinta años, ha declarado que el culpable "debe pasar toda su vida expiando el crimen".

El asesinato ha monopolizado la atención de los medios de comunicación locales durante días. Las televisiones mostraban continuamente imágenes del pequeño Shun que han impactado profundamente a la sociedad nipona. La población japonesa está conmocionada y exige un endurecimiento de las penas contra los jóvenes criminales. En abril de 2001 entró en vigor la ley que rebaja de 16 a 14 la edad penal.