Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA TRANSICIÓN EN IRAK

Las tropas de EE UU matan a decenas de personas en una ofensiva contra la resistencia iraquí

La explosión de varias bombas incendia un oleoducto al norte del país

Las tropas de EE UU han matado en las últimas horas a 70 personas en un ataque contra un supuesto campo de entrenamiento de terroristas en un lugar no precisado a 150 kilómetros a noroeste de Irak, según fuentes militares citadas por Reuters. La operación, en la que participan soldados de la 101 división aerotransportada, es la de mayor envergadura desde que terminó la guerra.

"Es una gran operación. Está en marcha", ha dicho el citado portavoz. "Está actuando un amplio contingente de fuerzas especiales". Según esta fuente un helicóptero Apache H-64 fue derribado ayer durante el ataque y sus dos ocupantes fueron rescatados ilesos. Desde el fin oficial de las hostilidades contra el régimen de Sadam no se había producido el derribo de uno de estos aparatos.

Además, según informa AFP, 27 personas han muerto en enfrentamientos entre iraquíes y las tropas de EE UU en la localidad de Balad, en la misma zona donde se desarrolla la operación. "Un grupo de asaltantes ha lanzado bombas contra carros de asalto de la 4ª división de infantería", ha asegurado un portavoz del Centcom en un comunicado. "Los carros han respondido al fuego y les han obligado a emprender la huida", ha concluido.

Desde el lunes las fuerzas militares estadounidenses castigan los focos de resistencia baazista al noroeste de Bagdad. En la acción militar, bautizada con el nombre de Peninsula Strike, habían sido detenidos hasta ayer 397 iraquíes, de los que 59 fueron liberados posteriormente, según ha confirmado el teniente general David McKiernan, máxima autoridad militar de las fuerzas de la coalición en Irak.

Cargas explosivas

Además, varios focos de incendio afectan esta mañana a un oleoducto situado entre la ruta de Bagdad a Mosul tras estallar varias bombas, según han informado testigos presenciales. Esta zona está siutada muy cerca de los campos petrolíferos del norte de Irak, en la reigión de Makhoul, a 200 kilómetros al norte de la capital iraquí.

Un corresponsal de France Presse ha podido constatar en la zona la existencia de dos focos de incendio en el oleoducto, a 15 kilómetros de la importante refinería de la ciudad de Baiji, cerca de la ruta principal entre Bagdad y Mosul (norte).

Algunos habitantes de la zona han afirmado que que el oleoducto ha sido atacado por iraquíes que utilizaron cargas explosivas y que pretenden con este tipo de acciones lanzar un mensaje a Estados Unidos e intentar que el petróleo no caiga en sus manos y sea transportado a través de la cercana frontera de Turquía. "Es para impedir que los estadounidenses saquen el petróleo por Turquía" dijo uno de ellos, un día después de la firma de los primeros contratos para reiniciar las ventas de crudo iraquí después de la guerra.