Un ladrón roba el padrón de México y se lo vende a una empresa de EE UU por 16.500 euros

El Gobierno mexicano investiga la sustracción de los datos personales de 58 millones de votantes mexicanos tras descubrir que estaban siendo comercializados en el país vecino

Los datos de las 58 millones de personas con derecho a voto en México fueron robados hace unos meses de un organismo oficial por una persona o varias aún sin identificar, y vendidos después a una empresa estadounidense por 200.000 pesos (unos 16.500 euros). La compañía, Choice Point, ha asegurado que obtuvo el registro del padrón mexicano de forma legal, y que le dará un uso eminentemente "policial". El registro incluye el nombre, fecha de nacimiento, dirección y teléfono de los electores.

Los datos fueron robados de Registro de Población e Identificación, un organismo dependiente del Gobierno, según ha informado el Instituto Federal Electoral (IFE). Según ha informado el diario El Universal, el IFE ha identificado ya al ladrón, un empleado de la empresa Vanguardia en Informática, que según este organismo colaboraba con la Secretaria del Gobierno, de dónde fueron robados los datos. Sin embargo, este departamento ha negado cualquier relación contraactual con la compañía privada.

10 CDs a la venta en EE UU

La Fiscalía para Delitos Electorales aún no ha conseguido localizar al supuesto ladrón, Juan López Bedoya. Al parecer, el empleado de Vanguardia en Electrónica es la clave para determinar cómo fue sustraída la información y más adelante vendida a la empresa estadounidense a través de una empresa pantalla, Base de Datos Especializada (llamada ahora Soluciones Mercadológicas en Bases de Datos).

El caso se descubrió el pasado mes de marzo, cuando la agencia de noticias Associated Press desveló que Choice Point contaba con los datos del padrón mexicano e incluso los estaba comercializando ya. Se abrió entonces una investigación oficial en México, para la que se pidió la colaboración de las autoridades de EE UU. La empresa estadounidense ha devuelto la base de datos, contenida en una decena de CDs, y se ha ofrecido a borrarla de su sistema y dejar de venderla.

Los mexicanos detenidos en EE UU

Choice Point se ha negado sin embargo "por obligaciones contraactuales" a identificar a la compañía que le vendió los datos, pero ha asegurado que la transacción se realizó de acuerdo con las leyes de México y Estados Unidos. Un portavoz de la empresa ha señalado que "la información es usada únicamente cuando se detiene a alguien que ha cometido un delito en EE UU y es identificado como ciudadano de México".

Choice Point es, según esta fuente, una empresa que proporciona datos "para la toma de decisiones"; su principal cliente en este sentido es ahora el Departamento de Seguridad Nacional de EE UU, como ante lo era el servicio de inmigración, que ahora cae dentro de las competencias de este ministerio. Además, los datos de esta empresa están a la venta para todo aquel que quiera verificar la identidad de una persona o revisar su historial antes de firmar un seguro, un contrato laboral, un préstamo, etcétera.

Lo más visto en...

Top 50