Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 7 muertos y 49 heridos tras estallar un coche-bomba en un centro comercial en Colombia

Las autoridades atribuyen el atentado a la guerrilla del ELN

Al menos siete personas han muerto y 49 han resultado heridas al estallar un coche-bomba en un aparcamiento subterráneo de un centro comercial en Cúcuta, al nordeste de Colombia. El atentado ha sido atribuido por las autoridades colombianas a la guerrilla del ELN.

El alcalde de Cúcuta, Manuel Guillermo Mora, ha confirmado que siete cadáveres han sido ya rescatados del lugar del atentado y que ha habido 49 heridos, la mayoría de ellos con quemaduras. Los servicios de emergencias no descartan que aumente el número de víctimas mortales a medida que avancen las tareas de rescate.

La explosión se ha registrado poco después de las 10.00 horas locales (16.00 en España) y ha afectado a numerosas tiendas del Centro Comercial Alejandría, en Cúcuta, una ciudad de 700.000 habitantes a 625 kilómetros al nordeste de Bogotá y cerca de la frontera venezolana.

Tras el estallido del coche-bomba, cuyo modelo tratan de averiguar las autoridades, así como la cantidad de explosivos con que fue cargado, se ha producido un incendio de grandes proporciones que dos horas y media después de la explosión no había sido controlado y afecta a edificios colindantes.

Las llamas han obligado a evacuar el Colegio de La Presentación y otras edificaciones aledañas al centro comercial, a donde han acudido decenas de vehículos de bomberos y ambulancias.

Enrique Díaz, director del Departamento del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, policía secreta) del Norte de Santander, ha informado a los periodistas de que el supuesto autor del atentado fue Jorge Alberto Durán García Tyson, "un cabecilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN)", la segunda guerrilla de Colombia, tras las FARC.

Según el funcionario, Tyson, tras abandonar el vehículo en el aparcamiento subterráneo del centro comercial, fue herido por la misma onda explosiva, pero consiguió huir del lugar en un taxi.