Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 95 muertos y más de cien heridos en el incendio de una discoteca en Estados Unidos

Varios personas se encuentran en estado crítico .-El suceso ha tenido lugar en West Warwick, en el Estado de Rhode Island

Al menos 95 personas han muerto y más de 160 han resultado heridas tras un violento incendio declarado anoche en una sala de conciertos cercana a Providence (Rhode Island), según ha informado el gobierno de ese Estado de EE UU.

El incendio produjo por causa de unos fuegos artificiales que la banda Great White utiliza para sus espectáculos. La parte de atrás del escenario comenzó a arder tras encenderse los elementos pirotécnicos y, cuando los asistentes se percataron que las llamas no formaban parte de la puesta en escena, ya era demasiado tarde. Las llamas se habían propagado por el techo de la discoteca The Station y un denso humo negro invadía el local.

Consternado por la tragedia, el alcalde de la localidad de West Warwick, ha asegurado que, a medida que los bomberos trabajan en los escombros, podrían encontrarse nuevas víctimas. "No creo que hayamos terminado todavía", ha declarado esta tarde.

Los bomberos aseguran que muchos de los cadáveres han sido encontrados en la zona de la puerta principal, donde habrían quedado atrapados muchos de los asistentes al concierto, calculados en unas 300 personas.

164 personas han sido ingresadas en los hospitales de la región por quemaduras de hasta el 50% de su cuerpo y por inhalación de humo, y algunas de ellas están en condición crítica.

Jack Russell, cantante de Great White, ha declarado a la televisión que los fuegos de artificio forman parte regular del espectáculo de su banda y que los administradores de la discoteca The Station, sabían de antemano que se usarían fuegos artificiales y habían dado su permiso, pese a no contar con autorización para este tipo de espectáculos. El local no tenía válvulas de salida de agua contra incendios pero, dado el tamaño, tampoco tenía obligación de instalarlos.

Esta tragedia tiene lugar tres días después de la muerte de 21 personas en una discoteca de Chicago, donde el público se precipitó hacia las salidas del edificio después de que un agente del servicio de seguridad utilizara gas pimienta para controlar una pelea en el establecimiento. Más de 50 personas resultaron heridas.