CERCO A SADAM

El jefe de los inspectores dice a la ONU que no han hallado armas de destrucción masiva en Irak

Hans Blix asegura que el informe iraquí sobre su arsenal "deja muchas preguntas sin respuesta".-"El problema con las armas escondidas es que no puedes ver el humo que echan", asegura la Casa Blanca

El jefe de los inspectores de la ONU en Irak, Hans Blix, ha adelantado en la sede de Naciones Unidas algunos de los elementos que constituirán su informe sobre armamento que tendrá que entregar al Consejo de Seguridad para que éste decida un hipotético castigo militar contra el régimen de Sadam Husein.

Más información
Cómo se fabricó el 'eje del mal'

El equipo de expertos que dirige Blix no ha encontrado, tras casi siete semanas de búsqueda sobre suelo iraquí, "ningún rastro de armas de destrucción masiva", según el responsable de Naciones Unidas que ha asegurado que la declaración de 12.000 páginas entregada por las autoridades iraquíes a la ONU "deja muchas preguntas muy importantes sin contestar". "Una lectura más profunda del texto iraquí me ha confirmado esa impresión", ha matizado Blix.

Pese a las declaraciones de Blix, la Casa Blanca ha reiterado su convencimiento de que Irak guarda armas de destrucción masiva. "El problema con las armas escondidas es que no puedes ver el humo que echan", ha expresado de manera gráfica Ari Fleischer, portavoz del presidente Bush.

El portavoz de la Casa Blanca ha subrayado que "seguiremos esperando a ver qué encuentran los inspectores en Irak y a qué conducen los acontecimientos en curso en Irak", y ha destacado de la intervención de Blix la referencia a la falta de información por parte de Bagdad. "Tenemos la certeza de que hay armas de destrucción masiva en Irak", ha resumido Fleischer.

Entrevistas con científicos iraquíes

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El jefe de los inspectores ha puesto énfasis en la necesidad de que Bagdad ofrezca una cooperación "más activa", especialmente en proveer la lista de nombres de científicos iraquíes que participaron en los programas de armamento de destrucción masiva.

"Irak es un estado totalitario y queremos realizar entrevistas en privado o fuera del país sin que las personas entrevistadas se sientan intimidadas", ha resaltado Blix.

En este sentido, el experto sueco ha confirmado futuras entrevistas, para la semana que viene, con científicos y otros expertos iraquíes. Pero no ha aclarado si estos encuentros tendrán lugar fuera de Irak, como reclama Naciones Unidas. Washington, que considera que Irak trata de engañar a los inspectores de las Naciones Unidas, también cree que entrevistar a estos científicos es crucial para conocer dónde y en qué fase están los arsenales del régimen de Sadam Husein.

En todo caso, no será hasta el próximo 27 de enero cuando los miembros del Consejo de Seguridad tengan sobre la mesa el informe definitivo de los expertos en armamento, con los primeros datos concluyentes de la inspección.

Datos con cuentagotas

El Gobierno de EEUU ha facilitado a los inspectores de armamento de la ONU información de sus servicios de espionaje sobre los arsenales de Irak, aunque se reserva los datos "más confidenciales", ha revelado el secretario de Estado, Colin Powell, en una entrevista que publica hoy el diario The Washington Post.

Esa información es "significativa" y ha permitido a los inspectores "ser más incisivos y más exhaustivos en el trabajo que están haciendo", ha asegurado el jefe de la diplomacia estadounidense. Powell ha explicado que la decisión de no compartir con la ONU todos los informes confidenciales sobre el armamento de Bagdad responde a la necesidad de comprobar si los inspectores utilizan bien los datos facilitados por Washington.

Hans Blix (dcha) y Mohamed ElBaradei (izqda), se dirigen a la prensa en la sede de la ONU en Nueva York.
Hans Blix (dcha) y Mohamed ElBaradei (izqda), se dirigen a la prensa en la sede de la ONU en Nueva York.EPA
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS