Kissinger dirigirá una comisión independiente para investigar a fondo el 11-S

Bush autoriza la puesta en marcha de este nuevo organismo, reclamado por el Congreso desde hace un año

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha autorizado hoy la creación de una comisión independiente que investigará a fondo todas las circunstancias que rodearon los atentados del 11 de septiembre de 2001. Al frente de esta nuevo organismo, el mandatario republicano ha colocado al ex secretario de Estado Henry Kissinger.

Durante la ceremonia organizada en la Casa Blanca, Bush ha explicado que la comisión ayudará "a comprender los métodos usados por los enemigos de Estados Unidos así como la naturaleza de las amenazas a las que nos vemos enfrentados".

Más información

La Casa Blanca se resistió durante mucho tiempo a adoptar una comisión independiente de estas características, tal y como habían pedido el Congreso y las familias de las casi 3.000 víctimas de los atentados, afirmando que podría ser utilizada por la oposición demócrata para atacar a la Administración acerca de cuestiones de seguridad.

La Comisión -cuyas bases fueron adoptadas la semana pasada por la Casa Blanca y el Congreso- dispondrá de una amplia autoridad y se apoyará en las conclusiones de la investigación junto con las de las Comisiones de Información del Senado y de la Cámara de Representantes.

Bush ha explicado que el objetivo de la investigación debe ser "examinar cuidadosamente toda la evidencia e investigar todos los datos, conduzcan a donde conduzcan. Debemos descubrir todos los detalles y aprender todas las lecciones del 11 de septiembre". "Esta comisión me ayudará a mí y a futuros presidentes a entender los métodos de los enemigos de EE UU y la naturaleza de las amenazas a que nos enfrentamos", ha sentenciado Bush en presencia de destacados legisladores de los partidos Republicano y Demócrata.

La comisión se encargará también, ha dicho el presidente, de "recoger información, detectar amenazas terroristas e investigar la proliferación de armas de destrucción masiva".

Sobre el nombramiento de Kissinger, Bush ha destacado que se trata de "una de las personas dedicadas al servicio público más hábiles y respetadas de nuestro país", y ha afirmado que "al pasar una larga parte de su vida en Nueva York, siente con profundidad la pérdida sufrida por esa ciudad y el resto del país". "Kissinger aportará su amplia experiencia, planteamientos claros y juicio ponderado a esta importante tarea", ha finalizado Bush.

Lo más visto en...

Top 50