Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL CERCO A SADAM

Bush proclama su voluntad de realizar ataques "preventivos"

Estados Unidos presenta su nueva doctrina militar. - Rumsfeld propone una nueva fuerza de reacción para actuar fuera del área de la OTAN

El Gobierno de EE UU presentó ayer su nueva doctrina de seguridad nacional, que estipula la realización de ataques preventivos contra grupos terroristas y países hostiles, así como el mantenimiento de la supremacía militar del país.

En un documento elaborado por la Administración Bush, que marca las pautas a seguir en la política Exterior y de Defensa, se contemplan acciones preventivas contra estados hostiles y contra grupos que tengan armas de destrucción masiva.

Según el texto, Estados Unidos debe explotar también su poder económico y militar y actuar sólo si es necesario para ejercer la autodefensa. Bush también asegura en ese documento que no va a permitir que un hipotético adversario sobrepase o iguale a EE UU.

De este modo, el presidente estadounidense respalda las tesis de los halcones de su Gobierno, que defienden el uso de la fuerza militar como camino a la seguridad nacional. El informe, de 33 páginas, no es vinculante pero sí muy significativo.

Fuerza de reacción rápida

Por otra parte, el secretario de Defensa de EE UU, Donald Rumsfeld, anunció la pasada noche que propondrá la próxima semana a la OTAN la creación de una nueva fuerza de reacción rápida que pueda actuar en cualquier punto del mundo. El objetivo del Pentágono es crear una fuerza multinacional de unos 20.000 hombres capaz de ser enviada en un período de entre 7 y 30 días, han declarado fuentes militares que pidieron el anonimato.

Rumsfeld presentará la propuesta en la reunión de ministros de Defensa de la OTAN que se celebrará en Varsovia el próximo martes. El plan parte de la idea estadounidense de responder a las amenazas exteriores allá donde surjan, fruto de la experiencia de los atentados del 11 de septiembre. "No hay duda que el 11-S y la necesidad de que la OTAN piense en problemas (que ocurren) fuera de su tradicional área de operaciones es uno de los elementos que han desencadenado esto", afirmó una destacada fuente militar. "Hasta ahora, la OTAN ha sido reticente a asumir operaciones fuera de su área", admitió.

El proyecto estadounidense apunta a que lo que ha denominado fuerza de respuesta tenga capacidad de operar en combates de la máxima intensidad. "Prevemos que esta fuerza sea capaz de afrontar problemas en el nivel superior del espectro de un conflicto", manifestó la fuente militar, que señaló que, como comparación, la actual Fuerza Europea de Reacción Rápida "se dedica más a operaciones de mantenimiento de la paz".

El Pentágono considera que esa fuerza podría crearse en unos dos años, pero que requeriría importantes inversiones en defensa por parte de los miembros europeos de la Alianza.