Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

La abogada de Padilla considera que su detención es inconstitucional

Las autoridades estadounidenses afirman que el presunto terrorista había recibido un nuevo pasaporte en mayo

N. York / Washington / Miami

La abogada del ciudadano estadounidense José Padilla, rebautizado Abdula al Mujahir tras su conversión al islam, acusado de planear un ataque con bomba radiactiva contra Estados Unidos, pidió ayer su liberación al considerar que su detención es inconstitucional.

El fiscal general estadounidense, John Ashcroft, anunció ayer el arresto de Padilla el pasado 8 de mayo, y afirmó que tenía lazos con la red Al Qaeda, autora según Estados Unidos de los ataques del 11 de septiembre.

La abogada Donna Newman presentó una petición de habeas corpus ante un juez del tribunal de distrito en Nueva York, cuestionando la legalidad de la detención de su cliente sin un cargo como combatiente enemigo. "No hay ningun cargo formal y por eso la comunidad de abogados de defensa está enojada", afirmó. "El Gobierno utilizó a los medios de comunicación para que fuera considerado un malhechor, pero ni siquiera presentó cargos", declaró.

Nuevo pasaporte

José Padilla, de 31 años, había recibido un nuevo pasaporte en mayo, según indicó ayer el departamento de Estado. Padilla hizo una solicitud de renovación de su pasaporte el pasado mes de febrero ante el consulado estadounidense de Karachi, en Pakistán, según declaró el portavoz del departamento, Richard Boucher.

Aunque en ese momento no existía ningún mandato de arresto, la solicitud llamó la atención del funcionario consular encargado de procesarla. "Después de la emisión del pasaporte en marzo, el funcionario llamó la atención del oficial regional de seguridad" sobre el caso, declaró Boucher. "El oficial de seguridad investigó entonces acerca de la identidad de Padilla y sus actividades en Pakistán, y compartió sus informaciones con otros responsables, principalmente el FBI y el cónsul general", afirmó.

Boucher no indicó qué elementos de la solicitud de pasaporte habían llamado la atención. "El oficial consular simplemente pensó que había algo extraño en el caso", declaró.

Conversión en Miami

El supuesto terrorista, de origen puertorriqueño, se convirtió al Islam en una cárcel de Florida, estado en el que dejó un historial delictivo y muestras de un violento temperamento. Durante su estancia en la cárcel del condado de Broward, donde recibía visitas de clérigos musulmanes y tenía acceso a copias del Corán, renunció a la religión católica para convertirse al Islam.

Según las autoridades estadounidenses, en Pakistán la organización Al Qaeda le dio instrucciones para hacer explotar en Estados Unidos una bomba radiactiva, después de haber recibido entrenamiento en Afganistán.

Las autoridades norteamericanas investigan ahora la posibilidad de que Padilla pudiera tener aliados o jefes inmediatos en el país. Paul Wolfowitz, secretario adjunto de Defensa, dijo ayer en el programa de televisión Early Show de la cadena CBS, que Padilla no estaba cooperando y que no había dado ninguna información sustancial durante los interrogatorios.

Wolfowitz dijo que Padilla aparentemente planeaba adquirir material radiactivo para la bomba dentro de Estados Unidos y que estaba seguro de que contaba con otros cómplices. Padilla "tenía la intención de matar a centenares o miles de estadounidenses, de varias formas, no sólo con la 'bomba sucia'", explicó el subsecretario de Defensa.

Detenido sin juicio

El secretario Rumsfeld declaró ayer acerca de Padilla que "nuestro interés no es juzgarlo y castigarlo sino averiguar qué es lo que sabe", recordando que "está indudablemente implicado en actividades terroristas". Rumsfeld hizo estas declaraciones a la cadena de televisión CNN en una escala en Qatar camino de India.

El presidente Bush autorizó el domingo el traspaso de Padilla de la jurisdicción civil a la militar como "combatiente enemigo", lo que permite su detención sin presentar cargos, de no haber sido transferido se habrían tenido que presentar cargos el martes contra él, según la legislación estadounidense.

Más información