CRISIS EN ARGENTINA

El sector energético inicia un paro indefinido en protesta por el nuevo impuesto

Los sindicatos piden que el Gobierno no imponga retenciones a las exportaciones de hidrocarburos y alertan sobre la pérdida de más de 15.000 puestos de trabajo

Buenos Aires / Madrid - 17 feb 2002 - 23:00 UTC

Argentina se enfrenta hoy a un nuevo problema: el del abastecimiento de gas y petróleo. La Federación Argentina Sindical del Petróleo y Gas Privado comienza un paro indefinido en todos los yacimientos y refinerías del país para reclamar al Gobierno de Eduardo Duhalde que dé marcha atrás con las retenciones a las exportaciones de hidrocarburos. Los sindicatos temen que esta medida acarree no sólo el incremento de los precios, sino una oleada de despidos que cifran ya en 15.000.

Más información

Las estaciones de servicios estiman que el precio de los combustibles podría subir hasta un 20%. Por su parte, las petroleras insisten en pedir a Duhalde que rebaje los impuestos que gravan la actividad del sector.

Las negociaciones entre las compañías y el Ejecutivo iniciaron el viernes conversaciones que volverán a retomarse hoy. Esa fecha inquieta a la sociedad argentina, porque será hoy cuando finalice la 'tregua' acordada para que las compañías no inicien la subida de precios.

Críticas sindicales

Los sindicatos, por su parte, dicen que el nuevo impuesto provocará la transformación de algunas ciudades que dependen de la explotación del crudo en pueblos fantasmas.

La Federación cree que el nuevo impuesto "provoca ya una fuerte desinversión en la industria y el consiguiente cierre de plantas de producción, oleoductos y gasoductos".

Los dirigentes sindicales ya han pedido comprensión a los ciudadanos, sobre todo de Buenos Aires, ya que la huelga probablemente conllevará problemas de abastecimiento.

La industria petrolera argentina emplea alrededor de 32.000 trabajadores.

Lo más visto en...

Top 50