Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE EUROPA

La UE da luz verde a la participación de su fuerza militar en operaciones de paz

La declaración de operatividad no da la plena capacidad al 'ejército europeo', que tendrá que esperar a la conclusión de las discusiones con la OTAN

La UE ya cuenta con su fuerza militar operativa. Los líderes de la Unión Europea han declarado hoy la operatividad de la fuerza militar europea para algunas operaciones. No obstante, para que se complete la plena capacidad para misiones de paz de envergadura, se tendrá que esperar a la conclusión de los acuerdos de cooperación con la OTAN, bloqueados por Grecia.

Los dirigentes de los Quince han aprobado la declaración de operatividad esta tarde en el debate sobre el texto de las conclusiones del Consejo Europeo que hoy concluirán en el palacio de Laeken (afueras de Bruselas), han declarado fuentes comunitarias.

"Gracias a la continuación del desarrollo de la Política Europea de seguridad y Defensa, al reforzamiento de sus capacidades, civiles y militares, y a la creación en su seno de estructuras apropiadas, y como consecuencia de la Conferencia de Capacidades militares y policiales, de ahora en adelante la Unión es capaz de realizar operaciones de gestión de crisis", señala el texto adoptado.

Los líderes declaran también que la UE "está decidida a finalizar rápidamente los acuerdos con la OTAN", que fue imposible concluir antes de aprobar la declaración de operatividad debido al bloqueo de Grecia que rechaza los términos del compromiso alcanzado con Turquía sobre la fuerza europea.

Los Quince reconocen su incapacidad para afrontar en la actualidad operaciones de gran envergadura, similares a las de la Alianza Atlántica en Bosnia o Kosovo, al señalar que los acuerdos con la OTAN "reforzarán la capacidad de la UE en la realización de operaciones de gestión de crisis que cubran el conjunto de las operaciones Petersberg".

Dichas operaciones comprenden desde misiones sencillas de rescate de nacionales hasta intervenciones para imponer la paz, que requieren una gran movilización de medios militares y gran número de soldados.

Los líderes de la UE confían en que el desarrollo de los medios y de la capacidad "permitirá a la Unión asumir operaciones cada vez más complejas".

El primer ministro griego, Costas Simitis, que ha dado la luz verde a la declaración de operatividad, hizo constar al mismo tiempo las exigencias de su país de que se verifique que el informe de la presidencia de turno belga sobre la defensa europea está redactado en conformidad con el texto aprobado.

La UE no ha podido cerrar a tiempo los acuerdos de cooperación con la OTAN que le facilitarán el acceso a los medios militares y de planificación de la Alianza debido al veto de Grecia, que rechaza algunos de los términos del compromiso alcanzado por el Reino Unido y EEUU con Turquía sobre la actuación de la futura fuerza europea.

Hasta hace dos semanas era Ankara la que bloqueaba dicho acuerdo, pero levantó el veto al recibir garantías de que la fuerza de la UE no intervendría en Chipre ni en el mar Egeo.