Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA GUERRA CONTRA EL TERRORISMO

Captan por radio a Bin Laden dando órdenes a sus seguidores al este de Afganistán

La agencia AIP asegura que el disidente saudí estuvo en Tora Bora hasta el 25 ó 26 de noviembre y que después partió hacia un destino desconocido

Washington / Islamadad

Militares estadounidenses en el sur de Afganistán afirman haber captado la voz de Osama Bin Laden dando órdenes por radio a sus combatientes de la red terrorista Al Qaeda, según ha informado hoy el diario The Washington Times.

La voz interceptada por los soldados estadounidenses ha sido analizada y comparada con otras grabaciones disponibles de Bin Laden, lo que supone la prueba decisiva de su presencia en la región de las Montañas Blancas cerca de Tora Bora, según responsables citados por el periódico.

"Lo captaron por radio a muy corto alcance", ha señalado un militar de alto rango al The Washington Times, precisando que también habían captado la respuesta de los combatientes de Al Qaida. Las interceptaciones de estos mensajes, llevadas a cabo por unidades especiales, aviones espía y satélites, apuntan al uso de aparatos de radio de poco alcance, lo que indica que la fuente emisora se encontraba cerca.

A pesar de esta prueba, siguen circulando informaciones contradictorias sobre la presencia del hombre más buscado del mundo en esta región de difícil acceso. La agencia de noticias Afghan Islamic Press (AIP) ha asegurado hoy que Bin Laden ya no está en Tora Bora.

Hacia un destino desconocido

Según esa agencia basada en Pakistán y cercana el régimen de los talibanes, el jefe de Al Qaida se encontraba en la ciudad de Jalalabad el pasado 12 de noviembre, día en que cayó Kabul. Luego, según AIP, se fue a Tora Bora, a 50 kilómetros al sur, donde Al Qaeda posee un complejo subterráneo que data de la guerra contra la ocupación soviética (1979-1989).

AIP afirma, sin identificar sus fuentes, que Bin Laden estuvo en Tora Bora hasta el 25 ó 26 de noviembre y que después partió hacia un destino desconocido.

También el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, ha afirmado que tiene "informaciones creíbles" que indican que el presunto terrorista puede haber huido de Afganistán. Sin embargo, un alto responsable de Estados Unidos se ha mostrado convencido, según varios indicios "prometedores", de que Bin Laden está todavía en Tora Bora junto a sus voluntarios islámicos.

Estados Unidos, que ha desplegado comandos de fuerzas especiales de refuerzo en Tora Bora, teme que el jefe de Al Qaeda haya podido pasar a las zonas tribales pastunes gracias a sus cómplices. "Tengo dos informes de fuentes consideradas creibles. Según unos, todavía está en Afganistán y, según otros, abandonó Afganistán", ha reconocido Rumsfeld por primera vez desde que comenzaron las operaciones en Afganistán.

Sin embargo, según un alto responsable de Estados Unidos que ha pedido permanecer en el anonimato, hay indicios "prometedores" que parecen demostrar que Bin Laden todavía está en la región de Tora Bora, escondido en el valle de Agam o en el valle de Wazir, ambos plagados de cuevas.

4.000 soldados vigilan la frontera

Sus fieles de Al Qaeda están siendo empujados hacia el sur por las fuerzas del comandante Hazrat Ali en el valle de Agam y por las del comandante Mohammad Zaman en el valle de Wazir, ha explicado, mientras que en el sur, los dos valles desembocan en la frontera paquistaní donde Islamabad desplegó unos 4.000 soldados apoyados por helicópteros.

Washington ofreció una prima de 25 millones de dólares por la captura de Bin laden, vivo o muerto, y de 10 millones de dólares por la de su protector, el mulá Mohamed Omar, jefe espiritual de los talibán.

Pakistán teme que el jefe islamista y sus lugartenientes pasen a través de las zonas tribales paquistaníes, de mayoría pastún, donde Bin Laden sigue siendo considerado un héroe y donde el poder central no ejerce ningún control. "Incluso durante la ocupación de Afganistán en los años 80, los soviéticos no podían impedir a los 'muyahidines' pasar de un lado al otro de la frontera", ha recordado un responsable tribal.

Cuarenta presuntos miembros de Al Qaida fueron detenidos entre unas 450 personas que huyeron de Afganistán en las últimas tres semanas, según han reconocido hoy responsables paquistaníes.