Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE AFGANISTÁN

Jefes tribales afganos negociarán una rendición pacífica en Kandahar

Los funcionarios de la ONU regresan a Afganistán para negociar su futuro político

Una delegación de jefes tribales que representan a seis provincias afganas viajará a Kandahar (sureste de Afganistán) para negociar la rendición pacífica de los talibanes, según ha anunciado hoy el entorno del ex rey afgano Mohamed Zahir Sha. Mientras tanto, el enviado de EE UU para Afganistán, James Dobbins, ya ha comenzado a analizar con las autoridades paquistaníes la creación en Afganistán de un gobierno de amplia base que sustituya al régimen integrista.

Dobbins que llegó ayer a la capital paquistaní, se ha reunido con el secretario de Asuntos Exteriores, Inamul Haq, y tiene previsto entrevistarse también con líderes tribales afganos en el exilio.

Se desconoce si el enviado de Washington viajará a la capital afgana, Kabul, para ver a los líderes de la Alianza del Norte, la coalición antitalibán que conquistó esta ciudad el pasado martes.

El que sí viajará a Kabul será un enviado del Ministerio de Exteriores de Reino Unido, según ha anunciado esta tarde su titular, Jack Straw. Stephen Evans, de 51 años, será el primer representante diplomático en la capital afgana desde 1989.

Antes de viajar a la capital paquistaní Dobbins charló con el antiguo rey afgano exiliado en Roma, Mohamed Zahir Shah, considerado por algunos países de la comunidad internacional como la persona que podría encabezar el futuro gobierno de transición en Afganistán.

Los esfuerzos de la ONU

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, ha asegurado esta madrugada que un primer grupo de funcionarios de las

Naciones Unidas, incluido el español Francesc Vendrell, regresará a Afganistán mañana viernes para reanudar sus labores.

Unos trabajos que no sólo pretenden ser humanitarios. Los 17 enviados tendrán como objetivo principal la búsqueda de un acuerdo político entre todos los grupos afganos para la constitución de una administración interina.

Annan ha explicado que como las Naciones Unidas no tenían presencia militar sobre el terreno tendrán que confiar en que éstas sean proveídas por la coalición militar y la Alianza del Norte.

El secretario general de la ONU ha señalado que la resolución aprobada por el Consejo refuerza la misión que tiene su representante especial para Afganistán, Lakhdar Brahimi, encargado de lograr un acuerdo para un gobierno provisional lo más representativo posible de la demografía de Afganistán.

La resolución ha sido aprobada esta noche por unanimidad por parte de los quince miembros del máximo órgano de decisión de las Naciones Unidas, que animado, según reza su comunicado "a proteger sobre todo a los civiles, las autoridades transitorias, las Naciones Unidas, el personal asociado a ésta y los trabajadores de las organizaciones humanitarias."

El Consejo de Seguridad asegura que adopta la decisión "en apoyo de los esfuerzos internacionales para eliminar el terrorismo" y reconoce "la urgencia de la situación de seguridad y política en Afganistán a la luz de los más recientes acontecimientos, particularmente en Kabul".