DOCUMENTACIÓN

El segundo ataque contra las Torres Gemelas

El atentado de hoy tiene un precedente en 1993 cuando una explosión en un párking de una de las torres causó seis muertos y más de 400 heridos

El atentado de hoy contra las Torres Gemelas de Nueva York tiene un precedente reciente, aunque incomparable por los daños causados. El 28 de febrero de 1993, una explosión en un párking de una de las torres causó seis muertos y más de 400 heridos y sembró el pánico en toda la isla de Manhattan.

La explosión abrió un boquete de 30 metros de diámetro, provocó graves desperfectos en tres plantas del aparcamiento y reventó el techo del ferrocarril subterráneo que atraviesa los rascacielos más elevados de la ciudad.

Más información
Las 110 plantas del edificio más alto de Nueva York

La zona sur de la ciudad quedó aislada durante todo el día mientras centenares de coches de bomberos, ambulancias y policías rescataban a personas apresadas por los cascotes, el humo y el miedo en los edificios del complejo, denominado World Trade Center, un emblema de Manhattan y el segundo edificio de oficinas más alto del mundo.

En los 18 minutos siguientes a la llamada, mientras los agentes rastreaban el lugar, un estallido sacudió la estructura de las torres de 110 pisos cada una. Una densa humareda empezó a extenderse por las entrañas del complejo. No menos de seis horas se tardó en evacuar las dos torres que están en su mayoría ocupadas por trabajadores de compañías financieras. Más de 100.000 personas trabajan diariamente en los dos edificios.

Éste era el primer atentado en Nueva York desde que, en 1973, una organización extremista negra colocó tres coches bomba en la ciudad.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La bomba fue colocada en el lugar preciso para destruir todos los sistemas de seguridad de las Torres Gemelas, provocando la menor pérdida posible de vidas humanas, según explicó después el FBI. Una pequeña bomba en el vestíbulo o en un baño habría provocado una gran matanza.

El jeque egipcio Omar Abdel Rahmán fue acusado de ser el autor intelectual del atentado y por ello fue condenado a candena perpetua. El jeque ciego también fue acusado de conspiración para atentar contra el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y de planear la voladura de los accesos a la isla de Manhattan, de la sede de las Naciones Unidas y el edificio del FBI (Buró Federal de Investigación), en Nueva York.

El religioso fundamentalista, de 55 años, era el instigador del movimiento integrista que pretende derrocar al Gobierno egipcio, estaba a la espera de ser deportado a su país de origen porque se encuentra en situación ilegal en los Estados Unidos. El mismo tribunal relacionó al jeque Rahmán con el asesinato del rabino ultranacionalista Meir Kahane, tiroteado en Nueva York en 1990.

Los mayores atentados de la historia contra intereses estadounidenses

23 octubre 1983Doble atentado suicida de Yihad Islámica contra el cuartel general de los "marines" estadounidenses en Beirut, donde murieron 241 soldados.

20 septiembre 1984Un comando suicida de Yihad Islámica penetra en la embajada de Estados Unidos en Beirut y mata a 20 personas.

21 diciembre 1988Mueren las 270 personas que iban a bordo de un Boeing 747 de la compañía Pan Am y otras 17 en tierra, cuando el avión cae sobre el pueblo escocés de Lockerbie, al hacer explosión una bomba. El atentado fue atribuido a Libia.

26 febrero 19936 muertos y más de 1.000 heridos en un atentado contra el World Trade Center de Nueva York.

19 abril 1995168 muertos y 400 heridos en un atentado con coche-bomba que destruyó un edificio gubernamental de Oklahoma, medio oeste de EE UU. La masacre fue perpetrada por militantes de extrema derecha.

25 junio 1996Diecinueve militares norteamericanos mueren al explotar un camión-bomba en la base militar estadounidense de Dahran (Arabia Saudí). El grupo Legión de Mártir Abdullá el Huzaifi reivindicó el atentado.

7 agosto 1998Un total de 258 muertos, entre ellos 12 estadounidenses, y más de 5.000 heridos, en un doble atentado sincronizado con coche-bomba contra las embajadas de EEUU en Nairobi (Kenia) y Dar es Salam (Tanzania). El ataque fue atribuido al integrista y multimillonario saudí Osama Bin Laden.

12 octubre 2000 Mueren 17 "marines" norteamericanos en un ataque terrorista contra el destructor estadounidense US Coleen el puerto de Adén, en Yemen.

Además de estos atentados contra el territorio de Estados Unidos o contra sus intereses en el extranjero, la residencia presidencial de la Casa Blanca, en Washington D.C., también ha sido víctima de accidentes aéreos:

17 febrero 1974Un soldado robó un helicóptero en Fort Meade, Maryland, y poco después se estrelló en el jardín sur de la Casa Blanca, que entonces tenía por inquilino al presidente Richard Nixon, quien no sufrió ningún daño.

12 septiembre 1994Un hombre con problemas mentales, Frank Eugene Corden, se precipitó con una avioneta Cessna en los jardines de la Casa Blanca. En ese momento, la familia del presidente Bill Clinton pernoctaba en Blair House, una residencia dedicada a las visitas de Estado y que está situada enfrente de la Casa Blanca.

15 enero 1999Una avioneta entra empujada por fuertes vientos en el espacio aéreo de la Casa Blanca minutos antes de que aterrizara el helicóptero del presidente de Estados Unidos, Bill Clinton. El aparato intruso no constituyó ningún peligro para el mandatario.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS